Hay médicos que atemorizan haciendo creer que las vacunas son peligrosas

12/06/2011

image_pdfimage_print

Un brote de sarampión se ha producido en Gipuzkoa, algo que no ha cogido por sorpresa a los facultativos, convencidos de que la transmisión del virus era cuestión de tiempo. La dolencia, que parecía olvidada, reaparece tras una década sin contagios, dibujando un escenario que recomienda la precaución. De los 21 guipuzcoanos afectados, 18 no habían recibido la vacuna. Un porcentaje "residual" de padres y madres se oponen a que sus hijos reciban fármaco alguno. El pediatra catalán Carlos González, autor de una obra no exenta de polémica (En defensa de las vacunas), no ahorra precisamente apelativos ante una corriente de opinión cada vez más extendida. "No acuso a los padres, ellos son las víctimas de unos médicos que están mintiendo y ofreciendo una información falsa sobre las vacunas, alertándoles de un riesgo que no existe".

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú