Hepatitis B immunisation in Britain: time to change?

25/07/2006

image_pdfimage_print

Hepatitis B immunisation in Britain: time to change?
Banatvala J, Van Damme P, Emiroglu N. BMJ 2006; 332(7545): 804-805
Palabra clave: Hepatitis B

Aunque la OMS ha recomendado que para 1997 todos los países debían incorporar la vacunación sistemática contra la hepatitis B en el momento del nacimiento, en la infancia o en la adolescencia, de acuerdo a la endemicidad de cada área geográfica, la realidad es que a finales de 2005, solo 168 países en el mundo y 44 de los 52 de la región europea de la OMS han incorporado la vacunación universal contra la hepatitis B. Las razones de no incluir esta vacuna han sido que, a diferencia de lo que sucede en el sur de Europa, las tasas de incidencia de hepatitis B en el Reino Unido son bajas. Sin embargo, según La Agencia de Protección de la Salud, la vacunación selectiva apenas prevendría un 44% de las infecciones potencialmente prevenibles. La razón es que las medidas preventivas deben preceder a la exposición al riesgo. Se ha discutido también el potencial papel de la inmigración; si bien estos casos no serían prevenibles mediante la vacunación universal, los infectados de modo crónico pueden propagar la infección por vía perinatal y horizontal. La disponibilidad de vacunas hexavalentes puede favorecer la inclusión de la vacunación contra la hepatitis B en el Reino Unido y en otros países (Holanda, Nórdicos), si bien una barrera para el empleo de vacunas combinadas –indican los autores- podría ser el infundado temor de algunos padres ante estos preparados. Los esquemas de dos dosis de vacuna antihepatitis B en la adolescencia es una posible alternativa. Debe profundizarse en los análisis económicos para decidir la inclusión de la vacunación contra la hepatitis B en los países de baja incidencia. Sin olvidar, no obstante, que este rigor no se exige a numerosas medidas terapéuticas, y preventivas de uso habitual.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú