Herd immunity conferred by killed oral cholera vaccines in Bangladesh : a reanalysis

6/05/2005

image_pdfimage_print

Herd immunity conferred by killed oral cholera vaccines in Bangladesh : a reanalysis
Ali M, Emch M, von Seidlein L, Yunus M, Sack D, Rao M et al. Lancet. Published on line: May 24, 2005. DOI: 10.1016/S0140-6736(05)
Palabra clave: Cólera

En un estudio previo en Bangladesh en la década de los ochenta las vacunas enteras inactivadas orales, con o sin la subunidad de la toxina B del cólera, confirieron aproximadamente un 50% de efectividad frente al cólera en los 3 años siguientes a su administración (Lancet 1990; 335: 270-273). Los autores reanalizan los resultados del ensayo clínico ciego, aleatorio y controlado con placebo para comprobar si existió un efecto indirecto y una protección directa de los individuos. Para ello analizan los resultados por coberturas de vacunación ya que éstas diferían sustancialmente según las regiones geográficas. Utilizan para ello un sistema de información geográfica y unos nuevos modelos epidemiológicos de Longini y Halloran. Encuentran que las tasas de incidencia de cólera entre los que recibieron placebo eran inversamente proporcionales al nivel de cobertura de vacunación. Además, la recepción de la vacuna por un individuo y el nivel de cobertura en los clusters individuales estaban independientemente relacionados a un riesgo reducido de padecer cólera. Por tanto, concluyen que al margen de proporcionar una protección directa a los vacunados, también la vacuna proporciona una inmunidad comunitaria significativa a los vecinos no vacunados, por lo que la utilización de esas vacunas podría tener un efecto importante sobre la carga de enfermedad colérica en ambientes endémicos.

En un comentario aparte, Glass y Steele apuntan a que la inmunidad comunitaria, o mejor dicho protección comunitaria, podría ser explicada por una amplificación limitada del vibrio colérico al principio de la estación colérica en los vacunados lo que originaría una menor contaminación ambiental. Para su uso futuro, se hacen eco de las recomendaciones de un grupo de expertos convocados por la OMS en 2002, en las que se aconseja su uso en áreas endémicas y en poblaciones con riesgo epidémico.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú