Human and animal exposure to a rabid dog illegally imported into France, August 2004

10/09/2004

image_pdfimage_print

Human and animal exposure to a rabid dog illegally imported into France, August 2004
Mailles A, Bourhy H, de Valk H, Dacheux L, Servas D, Capek I et al. Eurosurveillance weekly 2004; 8: 36
Palabra clave: Rabia

El 26 de agosto de 2004 el “Nacional Referente Centre for Rabies” del Instituto Pasteur confirmó el diagnóstico de rabia en un perro en Burdeos. El perro tenía 4 meses, era hembra y no se había registrado oficialmente ni había recibido ninguna vacuna. Se había importado ilegalmente por su propietaria en julio de 2004 tras encontrarlo en Añadir (Marruecos). El perro comenzó con cambios en el comportamiento el 17 de agosto, con agitación y tendencia a morder a la dueña. Mordió también a un veterinario, a dos empleados de la sociedad protectora de animales, a dos corredores y a otro perro. Tras deteriorarse su estado, murió el 21 de agosto. El periodo máximo de infecciosidad se estableció entre la muerte y los 15 días previos al inicio del cambio de comportamiento (2 a 21 de agosto). Durante este periodo el perro contactó con varias personas y animales en el suroeste de Francia. Los servicios de urgencias evaluaron la posibilidad de exposición utilizando una encuesta en la que valoraron fechas, lugares y tipos de contacto. A aquellos con contacto directo (mordeduras, lametazos o arañazos), o contacto de las mucosas con la saliva del animal (boca y ojos) con un perro compatible con la descripción y en lugar apropiado, se derivó a uno de los 70 centros antirrábicos donde evaluaron la conveniencia de profilaxis antirrábica. Para el 31 de agosto, 300 personas habían contactado con los servicios sanitarios y de ellos, 47, todos franceses, se remitieron a los centros específicos. Se vacunaron 19 personas incluyendo a la propietaria.

El último caso de rabia autóctona en humanos en Francia data de 1924, siendo infrecuentes las importaciones de rabia en humanos. Solamente se han identificado 20 casos entre 1970 y 2003, mayoritariamente entre población procedente de África (90%). En 2001, tras 30 años de control exhaustivo, incluyendo la vacunación oral de los zorros, y en ausencia de casos de rabia en carnívoros terrestres desde 1998, la “World Organization for Animal Health” declaró a Francia como país libre de rabia en animales terrestres. A pesar de este “status”, todavía persiste el potencial de rabia autóctona como consecuencia de la importación ilegal de carnívoros de países endémicos. En el año 2004, se diagnosticaron 3 casos de rabia canina en Francia. Los 3 habían sido importados ilegalmente desde Marruecos llegando a Francia vía España. Es esencial que los países europeos libres de rabia cumplan con las regulaciones sanitarias respecto de la vacuna antirrábica en todos los carnívoros que entren en la zona Schengen. Este hecho es especialmente importante para Francia ya que con anterioridad ya se ha registrado importación ilegal de mascotas desde Marruecos.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú