Human papillomavirus vaccines. WHO position paper.

5/04/2009

image_pdfimage_print

Human papillomavirus vaccines. WHO position paper.
World Health Organization. Wkly Epidemiol Rec 2009; 84: 118-131
Palabra clave: Papilomavirus

Tras pasar revista a la epidemiología de las enfermedades causadas por el virus del papiloma humano (VPH), a las características del virus, a la inmunología, a la patología y al diagnóstico de las lesiones, y a describir las dos vacunas actualmente comercializadas que evitan la infección por el virus, la OMS marca su postura acerca del uso de las vacunas.

Reconoce la importancia del cáncer cervical y entidades relacionadas como un problema de salud pública y recomienda que la vacunación rutinaria se incluya en los calendarios de vacunación de los países siempre que se tenga en cuenta lo siguiente: la prevención del cáncer cervical supone una prioridad de salud pública, su introducción sea factible desde la perspectiva programática, se asegure su financiación sostenible y se tenga en cuenta en esa Región l coste/efectividad de la vacunación. La vacuna es más eficaz cuando se administre a niñas naive a los genotipos del virus, esto es, entre los 9-10 años y los 13, que debiera ser la población diana primaria de los programas de vacunación. Debiera, además, en estas edades, priorizarse unas altas coberturas de vacunación. Una población diana secundaria estaría constituida por mujeres adolescentes y por mujeres jóvenes siempre que: sea factible, coste/efectiva, no detraiga recursos de vacunación de las niñas o de los programas de screening, y siempre que una significativa proporción de esta población sea probablemente naive a los tipos vacunales de VPH. No se recomienda la vacunación en varones ya que una cobertura superior al 70% en niñas es más coste/efectiva para reducir el cáncer que incluir a los varones en los programas de vacunación.

La elección entre las dos vacunas existentes deberá basarse en: el problema de salud prevalente específico relativo al VPH, el tipo de población para el que se ha aprobado la vacuna, los datos de eficacia de la vacuna según las patologías y en la seguridad de las vacunas en la población seleccionada, además de en el precio, garantía del suministro y cadena de frío. No se dispone de datos de intercambio entre preparados y además tienen características distintas en base a la composición e indicaciones. Es por ello que debe de procurarse que reciban siempre el mismo preparado para completar la serie, aunque si no se dispone de alternativas puede utilizarse cualquiera de ellas para completarla.

Una vez introducida deberán de ponerse en marcha los mecanismos pertinentes para: medir coberturas, monitorizar la seguridad, medir la prevalencia de los genotipos, medir la incidencia de anomalías cervicales y la incidencia y mortalidad de los cánceres invasores y lesiones precancerosas.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú