Identification of a rabid dog in France illegally introduced from Morocco. Multidisciplinary investigation team

8/03/2008

image_pdfimage_print

Identification of a rabid dog in France illegally introduced from Morocco. Multidisciplinary investigation team.
Euro Surveill 2008; 13(11)
Palabra clave: Rabia

El 26 de febrero el National Reference Centre for Rabies del Instituto Pasteur de París confirmó el diagnóstico de rabia en un perro doméstico que habitaba en Grandpuits en el Distrito de Seine et Marne, en los suburbios de París. El perro tenía 9 meses de vida y desarrolló los primeros síntomas de la enfermedad el 15 de febrero con una mordedura a su dueño, lo que motivó que fuera sacrificado el día 19 del mismo mes. La cepa vírica se identificó como perteneciente al genotipo 1 de Lyssavirus de la línea africana originaria de Marruecos. Según su dueño el perro nunca había salido de Francia. Se llevó a cabo una investigación para identificar la fuente de infección y el modo de transmisión para identificar a los individuos y animales potencialmente expuestos.

Como resultado de las investigaciones se confirmó que los propietarios del perro tenían un segundo animal que fue sacrificado el 5 de enero tras una enfermedad de corta evolución, pero que retrospectivamente era sugerente de rabia. Este último había contactado con otro perro durante una estancia en Gers, distrito del sur de Francia. Este fue sacrificado el 12 de noviembre de 2007 por una enfermedad que también retrospectivamente parecía rabia. Estos dos últimos perros habían sido incinerados por lo que no se examinaron en busca de rabia. El sacrificado en primer lugar había sido introducido ilegalmente en Francia desde Marruecos y es el probable caso índice. Este abandonó el país con sus dueños el 20 de octubre por carretera vía Portugal y España, aunque no pararon en este último país.

Como medidas de control se hizo un seguimiento activo de las personas y animales que pudieron contactar con los tres perros y hasta la fecha se habían identificado 177 personas con contacto estrecho con alguno de los tres perros. 152 recibieron vacuna y muchos de ellos también inmunoglobulina. Los perros y gatos que estuvieron en contacto fueron sacrificados o colocados bajo observación. Hasta la fecha 7 perros y 1 gato han resultado negativos para rabia. Este hecho no es la primera introducción ilegal de carnívoros a Francia desde un país endémico de rabia y sigue siendo esencial la vacunación de los carnívoros que entren en la Unión Europea y debe de ser mucho más estricta a las áreas de Europa que han sido declaradas libres de rabia.

Al hilo de esta noticia el ECDC ha emitido un documento sobre evaluación de la amenaza para Francia, Portugal y España.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú