Immunogenicity and safety of a pneumococcal conjugate 7-valent vaccine in infants with sickle cell disease

12/01/2008

image_pdfimage_print

Immunogenicity and safety of a pneumococcal conjugate 7-valent vaccine in infants with sickle cell disease.
Reinert P, Benkerrou M, de Montalembert M, Lesprit E, Abadie I, Bernaudin F et al. Pediatr Infect Dis J 2007; 26(12): 1105-1109
Palabra clave: Neumococo.

Los niños con drepanocitosis presentan un riesgo hasta 300 veces mayor de infección por neumococo que la población general. El trabajo tiene como objetivo evaluar la seguridad e inmunogenicidad de la vacuna Prevenar® administrada a niños con drepanocitosis con pauta de 3 dosis a los 2, 3 y 4 meses. Se les administró una dosis de recuerdo con la vacuna neumocócica 23 valente entre los 15 y 18 meses para comprobar la respuesta y el “priming” inmunitario producido por la vacuna conjugada en esta población.

Se trata de un estudio multicéntrico abierto realizado en Francia entre mayo de 2001 y marzo de 2004. Se tomó una muestra de sangre previa a la vacunación y un mes tras la tercera dosis, así como en el momento de administración del recuerdo y un mes después, midiéndose los títulos de anticuerpos y la actividad opsonofagocítica. De la misma forma se vigilaron los efectos locales y sistémicos. Se consiguió reclutar 51 niños (86% de origen africano), de los cuales 46 completaron la pauta (incluido el recuerdo).

Tras la primovacunación, al menos el 95% de los sujetos tuvieron títulos de anticuerpos >=0.35 µgr/ml para los 7 serotipos vacunales, tras el recuerdo se comprobó que había existido “priming” en todos los serotipos. No se describieron efectos adversos graves relacionados con la vacuna.

Los autores concluyen que la vacuna conjugada administrada en una pauta acelerada en niños con drepanocitosis es bien tolerada y altamente inmunogénica, como lo es en la pauta de 2, 4 y 6 meses. Aunque en el estudio se demuestra una importante respuesta a la vacuna polisacárida usada como recuerdo (e incluso una respuesta a 3 de los serotipos no incluidos en la conjugada que se analizaron) la pauta correcta debe ser dar el recuerdo con vacuna conjugada, administrando una vez que los niños cumplen los 24 meses una dosis de vacuna polisacárida.

Los autores explican la menor presencia de fiebre comparando con estudios de USA por el uso generalizado de antitérmicos en su país. Las principales limitaciones del estudio son el hecho de que no sea ciego, el que no exista grupo control y el hecho de usar la vacuna polisacárida como recuerdo.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú