Indemnización millonaria por falta de información sobre campaña vacunal

14/08/2010

image_pdfimage_print

El Tribunal Supremo ha condenado a la Consejería de Salud de la Junta de Castilla-La Mancha a indemnizar con 800.000 euros a una joven de Albacete que, con 16 años, sufrió la amputación de ambos pies y una invalidez del 86 por ciento por no recibir la información necesaria para revacunarse contra la meningitis. La joven, nacida en 1987, recibió a los 10 años de edad la vacuna contra la meningitis C durante la campaña que puso en marcha el Sistema de Salud castellano-manchego. En 2000, se comenzó a suministrar una nueva dosis, «más eficaz» que la inyectada tres años antes y con «una mayor memoria inmunológica», pero se hizo sólo entre los menores de seis años.

En 2003, mientras la menor visitaba París durante una excursión organizada por su colegio, se le diagnosticó una meningitis C «púrpura» fulminante. La sentencia del Supremo considera que la Consejería de Salud incurrió en una «dejación de funciones» al no facilitar información «suficiente, comprensible y adecuada» para que los padres de niños mayores de seis años conocieran la «insuficiencia» de la vacuna que sus hijos recibieron en la campaña de 1997, lo que les impidió «adoptar las medidas oportunas para su protección».

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú