Hepatitis A

AUTOR. Dr. Joan Pericas Bosch. Pediatra

La hepatitis A está causada por un virus que afecta al hígado. Desde el intestino de las personas enfermas pasa a las aguas residuales, pudiendo contaminar el agua de bebida y los alimentos. Se transmite también de persona a persona por contacto con secreciones (heces, saliva...) u objetos contaminados con ellas. A menudo la fuente de contagio es desconocida.

 Ver el documento en pdf

Los casos

En los países en desarrollo la hepatitis A es una enfermedad endémica. Afecta casi sólo a los niños, por   lo que la mayoría de casos cursan de forma inaparente y la mayoría de los adultos están protegidos por   infecciones pasadas en la infancia. 

En los países desarrollados la mayoría de la población es susceptible a la hepatitis A. La enfermedad   afecta con frecuencia a los adultos, ya que pocos la pasaron cuando eran niños. En los adultos suele   dar síntomas clínicos. La adquieren sobre todo si se exponen a ella en viajes a zonas donde es   endémica o si pertenecen a grupos de riesgo. 

En España la endemicidad es intermedia (10-30 casos por 100.00 habitantes/año). Ya no es una   enfermedad infantil y afecta a adolescentes y jóvenes, en quienes con más frecuencia es sintomática   o grave. Se presentan brotes que afectan a comunidades más o menos cerradas. La mitad de la   población española menor de 40 años no ha tenido contacto con el virus de la hepatitis A.

La enfermedad

Su clínica es variable. En niños pequeños la infección suele cursar sin síntomas. Aún así, son contagiosos. En niños mayores y adultos la sintomatología habitual incluye:

· Fiebre.
· Malestar general.
· Cansancio.
· Dolor abdominal.
· Vómitos.
· Orina oscura, marrón.
· Ictericia (color amarillo de la piel y conjuntivas).

No origina hepatitis crónica pero sí puede causar, aunque infrecuentemente, la muerte por hepatitis fulminante, sobre todo en adultos.

La vacuna

La vacuna de la hepatitis A es una vacuna inactivada. Se dispone de presentación adulta y pediátrica, esta última con la mitad de dosis, para su uso en menores de 19 años.

Existe una vacuna combinada antihepatitis A+B, también con presentación para adultos y pediátrica, empleada para inmunizar conjuntamente contra la hepatitis A y B.

Es una vacuna muy eficaz, lográndose en más del 95% de vacunados niveles suficientes de anticuerpos tras la primera dosis y en el 100% tras la segunda dosis, que se administra para obtener una protección duradera. Los efectos secundarios son infrecuentes y leves: inflamación local, fiebre, cefalea, etc.

¿Cuándo está indicada?

Las indicaciones actuales de la vacuna antihepatitis A en España son:

· Sistemática en Ceuta y Melilla (2ª año de vida) y Cataluña (vacuna combinada antihepatitis A+B en la   escuela, en 6º de Primaria).
· Interrupción de epidemias en guarderías, escuelas, campamentos...
· Viajes a zonas donde la hepatitis A es endémica. Se consideran países de riesgo:

- Todos los de África.
- América Central y Caribe.
- Todos los de Asia y Oriente Medio.
- Antigua URSS y Este de Europa.
- Islas del Pacífico, salvo Australia.

· Pacientes incluidos en grupos de riesgo

 Pacientes con hepatopatía crónica incluyendo portadores asintomáticos de hepatitis B.

 Contactos domiciliarios de casos de hepatitis A, junto a gammaglobulina inespecífica.

 Hemofílicos.

 Niños institucionalizados (orfanatos, acogida, centros para deficientes mentales).

 Personal de guarderías infantiles.

 Personal médico y paramédico de hospitales e instituciones asistenciales.

 Trabajadores en contacto con aguas residuales no depuradas.

 Varones homosexuales o bisexuales que tengan contactos sexuales múltiples.

 Usuarios de drogas por vía parenteral.

En nuestro país se presentan brotes de hepatitis A en guarderías, afectando a los niños, sus cuidadores y contactos familiares. La infección en los niños a menudo pasa desapercibida y se descubre la existencia del brote al aparecer casos en los cuidadores y familiares de niños que asisten a determinada guardería.

Hasta ahora las medidas disponibles eran las de higiene general y la administración de gammaglobulina inespecífica. Al disponer de vacunas efectivas contra la hepatitis A se han establecido nuevas recomendaciones sobre su empleo en relación a las guarderías y escuelas.

La D.G. de Farmacia y Productos Sanitarios incluye entre las indicaciones de la vacuna antihepatitis A al personal de guarderías infantiles (educadores, personal de limpieza, cocina, etc.).

Los niños mayores de un año que acuden a guardería podrían beneficiarse de la vacunación, idealmente antes de su ingreso. Si acuden antes del año, no se vacunarán hasta esa edad.

Se admite su administración a partir del año de vida, con la siguiente pauta:

 Una dosis inicial.

 Una dosis de refuerzo 6-12 meses después.

La vacuna resulta efectiva (80%) en la profilaxis postexposición si se administra en la primera semana tras el contacto con el caso índice.

La administración de inmunoglobulina inespecífica hasta 2 semanas tras del contacto es también útil (80-90%) para prevenir la aparición de enfermedad clínica. La mayoría de hepatitis A son reconocidas, sin embargo, más allá de estas dos semanas. La duración de la protección que confiere es sólo de algunos meses.

Para la prevención en viajes o estancias de hasta 3 meses en países donde la hepatitis A es endémica se recomienda la vacunación al menos cuatro semanas antes del viaje. La vacuna es mejor salvo si el viaje es inminente, en cuyo caso sería preferible la gammaglobulina o ambas, vacuna y gammaglobulina.

La segunda dosis se administra igualmente, 6-12 meses después, para proporcionar inmunidad duradera.

Para la inmunización acelerada, como en caso de viaje inminente a zonas de riesgo, las dos dosis pueden administrarse con un intervalo de 2 semanas.

smaller text tool icon medium text tool icon larger text tool icon
Last Updated ( Monday, 31 May 2010 07:24 )