Influenza A (H1N1) 2009 monovalent and seasonal influenza vaccination among adults 25 to 64 years of age with high-risk conditions-United States, 2010

27/08/2013

image_pdfimage_print

Influenza A (H1N1) 2009 monovalent and seasonal influenza vaccination among adults 25 to 64 years of age with high-risk conditions-United States, 2010

Lu PJ, Gonzalez-Feliciano A, Ding H, Bryan LN, Yankey D, Monsell EA, et al. American Journal of Infection Control. 2013; 8: 702-9.
Palabra clave: vacuna influenza H1N1, pacientes de alto riesgo.

La vacunación frente a la gripe estacional se recomienda de forma rutinaria a pacientes de alto riesgo. El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización recomienda que las personas de 25 a 64 años de alto riesgo sean uno de los grupos iniciales para recibir la vacuna frente a H1N1 durante la temporada 2009-2010.

El objetivo de este estudio ha sido evaluar los resultados de la vacunación y los pacientes durante este periodo de vacunación

Para ello se han recogido datos demográficos proceden de la encuesta del Sistema de Vigilancia durante 2009-2010. Se evaluaron los niveles de vacunación la gripe H1N1 y la gripe estacional entre los encuestados de 25 a 64 años con condiciones de alto riesgo. Se realizó un modelo de regresión logística multivariable para identificar los posibles factores asociados de forma independiente con la vacunación.

Los principales resultados que se obtuvieron fueron los siguientes: el 24,8% de los adultos de 25 a 64 años se identificaron como pacientes de alto riesgo. De éstos pacientes, las coberturas vacunales frente la gripe H1N1 fueron 26,3% y para la gripe estacional 47,6%. Las características que se asociaron con un mayor riesgo de la vacunación H1N1 fueron: aumento de la edad; raza/ etnia hispana, seguro médico, capacidad para acudir a un médico, tener un médico de cabecera, un chequeo de rutina en el año anterior, no ser una fumador habitual y tener condiciones de alto riesgo que no sean asma, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Las características asociadas contra la gripe estacional fueron similares a las de H1N1.

Los autores llegan a la conclusión que los programas de inmunización deben trabajar con las organizaciones de proveedores para revisar los esfuerzos realizados para llegar a pacientes de alto riesgo durante la reciente pandemia, y evaluar cómo y dónde se puede aumentar la cobertura de vacunación durante futuras pandemias.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú