Invasive pneumococcal disease among children in a health district of Barcelona: early impact of pneumococcal conjugate vaccine

24/08/2006

image_pdfimage_print

Invasive pneumococcal disease among children in a health district of Barcelona: early impact of pneumococcal conjugate vaccine

Calbó E, Díaz A, Cañadell A, Fábrega J, Uriz S, Xercavins M et al. Clin Microbiol Infect 2006; 12: 867-872

Palabra clave: Neumococo

Los autores evalúan el impacto de la vacuna conjugada antineumocócica en el distrito sanitario de Tarrasa en la provincia de Barcelona en menores de 5 años, una vez comercializada la vacuna en España, que tiene dos hospitales pediátricos y 9 centros de salud. Analizan la cobertura de vacunación, la colonización nasofaríngea y la incidencia global de enfermedad invasora, en dos periodos (1999-2001 y 2002-2004) con datos obtenidos de tres fuentes: a) 181 niños de menos de 5 años que acuden a urgencias escogidos al azar entre enero y febrero de 2005 y que hayan recibido al menos dos dosis de vacuna, b) registros informatizados de los centros de salud, y c) datos de ventas del laboratorio fabricante. La cobertura de vacunación en menores de dos años osciló entre el 4.8% en 2002 hasta el 34% en 2004. La incidencia de enfermedad invasora en <5 años pasó de 96.9/100.000 en 1999-2001 al 90.6/100.000 en 2002-2004, OR: 0.93 (0.69-1.26, p: 0.71), con un incremento de empiema del 1.7 al 8.5, OR: 4.5 (0.91-18, p: 0.06), siendo el serotipo 1 el responsable de todos los casos excepto uno. Se registraron 7 casos en vacunados (6 a 36 meses) con 2 o más dosis de vacuna (6 por serotipos no vacunales y 1 por 6A). La proporción de aislamientos por serotipos no vacunales se incrementó, pasando del 21% al 43.7% (aumento del 49%), OR: 2.9 (1,2-7, p:0.01). Los aislamientos resistentes a la penicilina descendieron en el segundo periodo al 42% desde el 49% del primero, OR: 1.3 (0.6-2.9, p: 0.56). Los autores concluyen que se ha asistido a un reemplazo nasofaríngeo de serotipos vacunales por no vacunales, no habiéndose observado una disminución significativa de la enfermedad invasora, bien por la baja cobertura como por el alto índice de colonización/infección por serotipos no vacunales. Inciden, por último en el preocupante incremento de empiemas.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú