Is it time to introduce hepatitis A vaccine into routine childhood immunisations?

6/09/2005

image_pdfimage_print

Is it time to introduce hepatitis A vaccine into routine childhood immunisations?
Aruguman Ch, Ahmed A. Eurosurveillance weekly 2005; 10: 9
Palabra clave: Hepatitis A

Aunque las recomendaciones originales respecto de la vacuna frente a la hepatitis A incluían su administración en los individuos incluidos en grupos de riesgo, existen otras alternativas de uso como la vacunación universal en la infancia. Recientemente dos estudios, uno de Israel ( Dagan R, Leventhal A, Anis E, Slater P, Ashur Y, Shouval D. Incidence of hepatitis A in Israel following universal immunization of toddlers. JAMA 2005; 294(2): 202-210) y otro de los Estados Unidos ( Wasley A, Samandari T, Bell BP. Incidence of hepatitis A in the United States in the era of vaccination. JAMA 2005; 294(2): 194-201) han demostrado importantes descensos de la incidencia de hepatitis A tras la introducción de programas de vacunación universal. La epidemiología de la enfermedad ha cambiado en Europa en los últimos tiempos, ya que con la mejora de los estándares de vida ha descendido la incidencia de la infección y ha aumentado la edad media de la infección, por lo que la mayoría de adolescentes y adultos son actualmente susceptibles. Paradójicamente con menos tasas de infección existe mayor morbilidad. Las cinco vacunas disponibles han demostrado en ensayos clínicos su seguridad y su alta inmunogenicidad, con efectividad protectora del 85-100%. Los dos estudios referidos ilustran la efectividad de la vacunación universal en niños y proporcionan evidencias de una importante inmunidad comunitaria, descendiendo la incidencia basal en todos los grupos de edad aún no vacunados. No obstante, el éxito del programa en ambos países se ha basado en las altas coberturas alcanzadas, aunque la mejora simultánea de las condiciones higiénicas y medioambientales también ha jugado un importante papel en ese descenso.

En Europa con diversos niveles de endemicidad, las políticas de vacunación difieren. En España, con mucha carga de enfermedad, han comenzado a vacunar con éxitos a corto plazo, mientras que en países con baja carga como el Reino Unido no parece plausible la introducción de programas de vacunación masiva. En su conjunto, los estudios analizados han proporcionado evidencias adicionales de que vacunando a niños pequeños, que son los grandes distribuidores de hepatitis A en la comunidad, se protege frente a la infección y se reduce la incidencia de enfermedad. Estos beneficios deberán medirse en función de los costes de implantación de los programas, teniendo en cuenta las tasas de transmisión de la hepatitis A en los distintos países y en los distintos grupos de población.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú