La adolescente británica que recibió Cervarix® no murió por la vacuna

17/10/2009

image_pdfimage_print

La adolescente británica que falleció poco después de recibir en su colegio de Coventry (Reino Unido) la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) Cervarix® (GSK), murió a causa de un tumor maligno y no por culpa de una reacción generada por la vacuna, según concluye la investigación llevada a tal efecto.

Según explica en un comunicado la directora de Sanidad Pública de Coventry, Caron Grainger, “los patólogos han confirmado hoy, al inicio de su investigación sobre la muerte de Natalie Morton, que la joven murió por un gran tumor maligno de origen desconocido, que se encontraban en su corazón y en sus pulmones".

[más informacion] [más informacion] [más informacion]

image_pdfimage_print

Subir al menú