La biotecnología vuelve a la granja

11/06/2007

image_pdfimage_print

Una farmacia de carne y hueso, o con tallos y hojas. Algunas aplicaciones de la biotecnología la están haciendo ya realidad.

El pharming (de farming, cultivo o crianza, y pharmacy, farmacia) permite producir medicamentos y otros productos sanitarios modificando genéticamente plantas y animales. La biotecnología de vanguardia ha puesto la mira en el campo y la granja. Al fin y al cabo, sus primeras aplicaciones vieron la luz en ese entorno: el pan, el queso, el vino o la cerveza son en realidad fruto de desarrollos intuitivos de la biotecnología en la antigüedad.

El pharming suele suponer un avance tecnológico respecto a tecnologías actuales. "Al fabricar algunas vacunas hoy día uno puede observar tecnologías muy primitivas. La vacuna contra la gripe se fabricaba dentro de huevos de gallina. Y cada huevo se tenía que rotar, a mano, varias veces al día. Cuando algunos huevos acabaron infectados con salmonella, se tuvo que tirar la producción completa. ¿El resultado? Ese año faltó vacuna en todo el mundo", explica Juan Enríquez Cabot, presidente de Biotechonomy, una consultora en biotecnología de Boston, y fundador y director del proyecto de Ciencias de la Vida de la Escuela de Negocios de Harvard.

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú