La cita errónea encadenada al frío de las vacunas

27/09/2009

image_pdfimage_print

La cita errónea encadenada al frío de las vacunas.
Tuells J, Pastor E, Portero A, Martín R. Gac Sanit 2009; 23(4):351–353
Palabra clave: Generales

Carta al director del Dr. Tuells en relación a la publicación del estudio de Barber et al publicado en esta revista (Gac Sanit. 2008, doi:10.1016/j.gaceta.2008.03.003) en el que se comenta que la producción científica de artículos sobre la cadena de frío vacunal es bastante escasa; una consulta en Medline (PubMed) arroja apenas 339 citas (26/10/2008), mientras que los trabajos publicados en España (IME) alcanzan poco más de una docena durante los últimos veinte años.

En un artículo reciente señalaban la escasa visibilidad que obtienen en el campo de la vacunología estos estudios, que parecen un asunto menor, algo propio de técnicos de programas, logistas o ingenieros, que se asume como un aspecto rutinario de la operatividad de los programas de vacunación. La publicación de un estudio sobre el control del frío vacunal en nuestro medio es siempre bienvenida para aquellos que conocen su valor como cordón umbilical de un programa de inmunización. Sin embargo, cabe hacen un par de consideraciones al texto de Barber Hueso et al.

La primera se refiere a una cita bibliográfica errónea y la segunda a la pertinencia del estudio, una pregunta básica en epidemiología. Además de estudios anteriores realizados en la provincia de Alicante, se viene realizando desde los servicios centrales de la DGSP, con periodicidad anual y desde el año 2001, una encuesta sistemática de carácter transversal sobre el control del frío vacunal, seleccionando el número de puestos de vacunación por departamentos de salud de la Comunidad Autónoma mediante estratificación según la población adscrita, y con un cuestionario casi idéntico al utilizado en el trabajo.

Gestionados por los técnicos de programas y tras ser evaluados, los resultados de las distintas series son remitidos a los departamentos para conocimiento y fomento de la buena práctica entre el personal de atención primaria dedicado a las vacunas. En el mismo número figura la contestación de los autores con el título “Distinguiendo entre «cita errónea» y plagio”

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú