La contrarreloj de la vacuna

2/08/2009

image_pdfimage_print

El proceso de producción del antídoto contra la gripe A se acortará notablemente para tenerlo disponible en otoño. Estas son las claves de una carrera científica no exenta de riesgos. Entre 1.500 y 1.800 millones de personas que viven en el hemisferio norte –el 30% de la población– sufrirán a partir de septiembre un contagio de gripe A, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La cifra justifica las prisas con que algunos gobiernos apremian a las farmacéuticas para que ultimen la vacuna y la tolerancia ante imperfecciones del fármaco por su acelerada producción. El objetivo es que tengan lista una vacuna capaz de contener a un virus desconocido por el sistema inmunológico. Para la industria la prisa es obvia: o tienen una vacuna a tiempo, o habrán perdido una gran oportunidad de negocio.

[más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú