La eliminación de las vacunas de la varicela en farmacias hace que casi se dupliquen los casos en Valladolid

18/10/2014

image_pdfimage_print

Hace poco más de un año que el Ministerio de Sanidad tomó la decisión de retirar de todas las farmacias las vacunas contra la varicela que habitualmente compraban los padres. Su uso pasó desde entonces a ser hospitalario, a pesar de las quejas de buena parte de la comunidad médica. Y no solo de los profesionales, porque incluso desde la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León se ha mostrado en público en más de una ocasión la oposición a esta medida. Sin ir más lejos, el portavoz del Gobierno regional, José Antonio de Santiago-Juárez, señaló el pasado mes de junio que esta medida «no parece adecuada», ni el científico ni el social creado entre los padres que buscan un remedio para sus hijos.

Pues bien, los datos demuestran que esta medida ha provocado un importante incremento de casos en Valladolid. Según la información facilitada por Sacyl, en el primer semestre del año pasado, cuando la vacuna aún se podía comprar en farmacias, se notificaron 381 casos, una cifra que se ha incrementado hasta los 697 del mismo periodo del presente ejercicio. Casi el 83 por ciento más. Valladolid no es un caso aislado. La Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles ya apuntó que entre enero y abril de este año ya se había registrado casi 8.000 casos más en todo el país.

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú