La Generalitat valenciana indemniza a un niño con sordera por la vacuna triple vírica

11/10/2008

image_pdfimage_print

La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana abonará una indemnización de 35.000 euros a un niño de seis años que sufrió una hipoacusia bilateral severa tras administrarle la vacuna triple vírica (sarampión, rubéola y parotiditis), lo que le ha ocasionado una minusvalía del 33 por ciento y dificultad de aprendizaje. Así lo establece un dictamen del Consell Jurídic Consultiu (CJC). El órgano consultivo de la Generalitat basa su argumentación en que "el éxito incuestionable" de las vacunas en el control y la eliminación de muchas enfermedades "no conlleva que los efectos adversos o indeseables que hayan generado hayan de ser soportados, automáticamente y de forma incuestionable, por los menores".

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú