La guerra de las vacunas

14/12/2010

image_pdfimage_print

Un par de organizaciones anti-vacunas (Safe Minds y Age of Autism) norteamericanas pagaron un anuncio en el que ‘denunciaban’ la relación entre la vacuna antigripal y el etilmercurio (timerosal) que alguna de ellas puede llevar como aditivo para mantener la esterilidad de la vacuna. El anuncio, camuflado bajo el epigrafe de ‘Anuncio para el Servicio Público’, iba a proyectarse en una cadena de cines muy potente y extendida en EEUU (AMC Theaters) durante la semana de Acción de Gracias.

La teoría del autismo y su relación con el timerosal es uno de los ejemplos del tipo de razonamiento y desinformación constante que emplean estos movimientos antivacunas. Esta teoría ha sido investigada y descartada de forma repetida y exhaustiva por científicos de todo el mundo desde hace más de 10 años: no tiene ningún crédito. Tras más de 60 años de vacunación y centenares de millones de dosis de vacunas administradas, el timerosal ha demostrado ser inocuo.

Al conocer el anuncio que se pretendía proyectar en los cines, dos blogs científicos (SkepChick y Respectful Insolence) iniciaron una campaña ciudadana, basada en el envío de mensajes a la cadena de cines AMC poniendo de manifiesto las falsedades y propaganda realizada en el anuncio de los grupos anti-vacunas. La semana pasada, AMC decidió no proyectar el anuncio pagado por los grupos antivacunas.

[Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú