La OMS debe decidir en febrero la fórmula de la futura vacuna

5/01/2010

image_pdfimage_print

La errática evolución del virus de la gripe A ha puesto en un compromiso de difícil resolución a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, como todos los años, deberá escoger dentro de apenas tres semanas la selección vírica con que la industria farmacéutica elaborará la vacuna antigripal del próximo invierno, que la población del hemisferio sur recibirá a finales de la primavera y la del hemisferio norte, en septiembre del 2010. La composición vírica de las vacunas contra la gripe la decide la OMS todos los años a partir de los datos que recibe desde sus 192 estaciones de seguimiento de la gripe en el mundo. Conscientes de que el tiempo apremia, los técnicos de la OMS presionan estos días a dichos centros para que le remitan esa información. Las incógnitas sobre el A/H1N1 son tantas que nadie se atreve a adelantar hoy si la imprescindible vacuna del próximo invierno contendrá solo el nuevo virus A, si convendría unirlo en un mismo vial con alguno de los estacionales aún no extinguido, o si se opta por preparar dos vacunas, experiencia que este año ha demostrado ser compleja, ineficaz y excesivamente costosa.

[más informacion] 

image_pdfimage_print

Subir al menú