La parotiditis, una enfermedad reemergente

5/10/2008

image_pdfimage_print

La parotiditis, una enfermedad reemergente.
Costa J. Vacunas 2008; 9(2): 65-69

Trabajo de revisión de la parotiditis en general y de su vacunación y vacunas elaboradas con las diferentes cepas de manera más específica. Las vacunas contra la parotiditis consisten en cepas atenuadas del virus. Se han empleado al menos 11 cepas vacunales en todo el mundo. La Jeryl Lynn ( JL) y la Urabe Am9 son las usadas con más frecuencia, seguidas por las cepas Leningrad-3, Leningrad-Zagreb, que deriva de la anterior, y Rubini. La cepa más reciente, RIT 4385, deriva de la cepa JL, con características muy similares. Las razones que inducen a las autoridades sanitarias de cada país a elegir una u otra cepa vacunal para sus campañas de prevención son de diversa índole: la seguridad de la vacuna, la capacidad inmunogénica y también el precio son factores determinantes.

Actualmente se admite que la cepa JL (que en realidad contiene
una mezcla de 2 poblaciones distintas de virus, JL2 y JL5) es menos inmunógena que la Urabe y la Leningrad- 3, o su derivada Leningrad-Zagreb. Sin embargo, la cepa JL ofrece más seguridad ya que sólo induce parotiditis de origen vacunal en el 0,5% de los casos, mientras que este porcentaje sube al 1,3 y al 3,1% para las cepas Urabe y Leningrad-3, respectivamente.

Además, estudios iniciales llevados a cabo en Canadá, Gran Bretaña y Japón mostraron una asociación entre meningitis aséptica y la vacunación con la cepa Urabe. La evolución potencial del virus de la parotiditis y la presión de selección de la vacunación justifican el seguimiento de la distribución de genotipos y la profundización en los estudios de inmunidad cruzada entre genotipos, mediante métodos bien estandarizados. La información aportada por estos estudios junto con el análisis de la evolución de la parotiditis en el mundo en los próximos años determinarán la necesidad de adoptar nuevas estrategias vacunales, desarrollar nuevas vacunas o preparar vacunas multivalentes que confieran una mayor inmunidad contra los distintos genotipos.

 

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú