La UE encarga un informe para decidir quién se vacunará contra la gripe

9/06/2009

image_pdfimage_print

El hecho de que no haya vacunas contra la gripe A para toda la población europea está haciendo que los responsables sanitarios se empiecen a plantear la manera de repartirlas. Así, el Consejo de Ministros de Sanidad de la Unión Europea decidió pedir un exhaustivo informe a los expertos sobre los grupos de población sobre los que sería más interesante, desde el punto de vista epidemiológico, aplicar la vacuna en otoño. Una de las posibilidades es poner los antivirales a los grupos de riesgo que cada año se vacunan contra la gripe estacional, como las personas mayores de 65 años y los niños. Pero precisamente este asunto es el que está en cuestión porque se ha comprobado que hasta ahora los más afectados por la gripe A son jóvenes y, por tanto, fuera de estos colectivos con mayor riesgo potencial. Vacunar a los ancianos y a los niños, la denominada población de riesgo, supondría que habría que dar vacunas al 30% de la población, equivalente a 150 millones de personas. Otra de las opciones que se barajan, más económica en cuanto al volumen de antivirales que se necesitarían, es vacunar sólo a la población que trabaja en servicios esenciales, lo que equivaldría al 5% de la población europea o 25 millones de personas.

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú