Lo bueno y lo malo de la vacuna experimental frente al Alzheimer

5/03/2003

image_pdfimage_print

Según noticias de HealthScoutNews Reporter de 16 de marzo, una de las mujeres que recibió la vacuna experimental frente a la enfermedad de Alzheimer ha fallecido de un embolismo pulmonar un año después de recibir la última dosis de vacuna (AN-1792). En la autopsia se observó como habían desaparecido la mayoría de las placas de amiloide del cerebro, aunque persistían otras evidencias de enfermedad. Los ensayos clínicos con la vacuna experimental en 360 pacientes con Alzheimer se suspendieron en enero de 2002, tras comprobar como 15 inpiduos desarrollaban edema cerebral. La fallecida recibió su primera dosis de vacuna en Julio de 2000, dosis que se repitió a las 4, 12 y 24 semanas sin problemas aparentes. 36 semanas después de la primera inyección se le administró la quinta dosis y 6 semanas más tarde comenzó con dificultad en el habla, fiebre y marcha inestable. Falleció en febrero de 2002. James Nicoll del Southhampton General Hospital del Reino Unido, expone este caso en el número de Abril de Nature Medicine y comenta que "los inmunólogos confían en que sea posible desarrollar una terapia que elimine las placas de amiloide sin los efectos adversos inflamatorios, es decir, modificar la vacuna a inyectar para que tengamos lo bueno pero sin lo malo".

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú