Long-term immunogenicity of two pediatric doses of combined hepatitis A and B or monovalent hepatitis B vaccine in 8 to 10-year-old children and the effect of a challenge dose given seven years later

23/11/2009

image_pdfimage_print

Long-term immunogenicity of two pediatric doses of combined hepatitis A and B or monovalent hepatitis B vaccine in 8 to 10-year-old children and the effect of a challenge dose given seven years later.
Gilca V, Dionne M, Boulianne N, Murphy D, De Serres G. Pediatr Infect Dis J 2009; 28(10): 916-918
Palabra clave: Hepatitis A y B

El objetivo del estudio es medir la persistencia de anticuerpos antiHBs y antiVHA 7 años después de haber vacunado con una pauta de 2 dosis separadas 6 meses, así como el efecto observado tras una dosis de recuerdo.

Durante el año 2000 se vacuna un total de 465 niños de 8 a 10 años de edad con 2 dosis de vacuna frente a la hepatitis B (Recombivax) o frente a la combinada A más B (Twinrix infantil) con una pauta de 0 y 6 meses, administrando la dosis de recuerdo a los 7 años. Se mide la respuesta vacunal tras las dos primeras dosis, previamente a la vacunación con la dosis de recuerdo y con posterioridad a la misma (4-8 semanas).

La tasa de seroprotección previamente a la dosis de recuerdo fue respectivamente del 75,1 y del 55,6% en los vacunados frente a hepatitis B y A más B Todos los vacunados en el grupo de la A más B y el 98% en el grupo de la B mostraron una respuesta anamnésica.

Los autores concluyen que la vacunación con 2 dosis en la preadolescencia de cualquiera de las 2 vacunas administradas con un intervalo de 6 meses induce una respuesta duradera en la mayoría de los vacunados. La tercera dosis a esta edad aportaría muy poco respecto a la inmunidad a largo plazo. Aunque las dos vacunas tuvieron una buena respuesta, la misma fue algo mejor con la vacuna Twinrix.

Los autores reconocen como una de las limitaciones del estudio el hecho de haber excluido a los no respondedores tras dos dosis en la fase primera del estudio, a los que hubo que administrar una tercera dosis y por lo tanto excluir de esta segunda fase. Esto podría haber sobrestimado la respuesta a la dosis de recuerdo. Además, aunque los datos son interesantes, estudios a más largo plazo con esta pauta podrían ser necesarios antes de poder evaluar de forma tan tajante la inmunidad duradera.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú