Long-term protection in children with meningococcal C conjugate vaccination: lessons learned

6/01/2007

image_pdfimage_print

Long-term protection in children with meningococcal C conjugate vaccination: lessons learned
Borrow R, Miller E. Expert Rev Vaccines 2006; 5(6): 851-857
Palabras clave: Meningococo C

Debido al aumento de enfermedad meningocócica por serogrupo C, el Departamento de la Salud Pública británico financió estudios para demostrar la seguridad e inmunogenicidad de las tres vacunas antimeningocócicas conjugadas (MCC) (dos conjugados con CRM197 y una con toxoide tetánico).

La memoria inmune persistía al menos 4 años. La vacuna MCC fue incluida en el programa de inmunización británica rutinaria a los 2, 3 y 4 meses de edad en 1999, con una pauta dedos dosis en los niños entre 5-11 meses y una dosis entre 1-18 años.

El número de casos disminuyó rápidamente, lo que mostró la eficacia de la vacuna así como una inmunidad de grupo significativa. Sin embargo, cuando la eficacia fue medida 1 año después de la vacunación, había una disminución significativa en todas las categorías de edad, la más marcada en niños vacunados en el programa de inmunización rutinario infantil.

Sin embargo, el control de la enfermedad se mantuvo en el Reino Unido con un número bajo de fracasos vacunales. La memoria inmune no puede ser considerada como correlato de protección a largo plazo para las vacunas MCC y la persistencia de anticuerpos séricos bactericidas puede ser un correlato apropiado.

Es necesario insistir en la investigación de la eficacia de los calendarios de primovacunación así como la relación de la proteína transportadora con dicha eficacia, que es el principal factor para conseguir el control a largo plazo de la enfermedad meningocócica.

El calendario de vacunación actual en el Reino Unido con vacuna MCC ha cambiado a los 3 y 4 meses de edad, y un recuerdo a los 12 meses, desde Septiembre de 2006, con el fin de asegurar una mejor protección a largo plazo.

Es posible que sean necesarias dosis de recuerdo posteriores para mantener buenos niveles de anticuerpos durante la adolescencia, en la que se produce transporte de meningococo, pero parece, que según los modelos matemáticos que han demostrado que la persistencia de inmunidad de grupo puede controlar la prevalencia de enfermedad meningocócica, no hace necesaria la administración de dosis de recuerdo.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú