Long-term sequelae of childhood bacterial meningitis: an underappreciated problem

7/03/2011

image_pdfimage_print

Long-term sequelae of childhood bacterial meningitis: an underappreciated problem
Chandran A, Herbert H, Misurski D, Santosham M. Pediatr Infect Dis J 2011; 30(1): 3-6
Palabra clave: Meningitis

La mayoría de los trabajos realizados sobre secuelas de meningitis bacterianas se centran en los cinco primeros años de evolución tras la enfermedad. El artículo presenta una amplia revisión bibliográfica de las secuelas a largo plazo (al menos 5 años de seguimiento) de la meningitis bacteriana en niños.

Se realizó una búsqueda bibliográfica entre enero 1970 y 2010, buscando artículos de largo seguimiento a niños entre 1 mes y 18 años que hubieran padecido meningitis bacteriana.

Inicialmente se encontraron 1.648 artículos, de los que tras un proceso de revisión se seleccionaron únicamente los 24 que cumplían los criterios de inclusión, de los que sólo dos informaban de un periodo de seguimiento de al menos 20 años. En los artículos seleccionados se encontró un total de 1.433 niños. De ellos el 49,2% presentaron al menos una secuela. Entre los que tenían etiología descrita y presentaban secuelas, el 36,9% presentó una meningitis por H. influenzae, el 11,6% una meningitis tuberculosa, el 3,8% neumocócica y el 2,7% meningocócica. La mayoría de las secuelas persistentes al menos 5 años fueron: alteraciones del comportamiento y/o intelectivo (45%), auditivos (6,7%) y déficits neurológicos (14,3%).

Los autores concluyen que las meningitis bacterianas se asocian con una alta tasa de secuelas. Mientras que los déficits neurológicos pueden remitir con el tiempo, alteraciones sutiles neurológicas como un peor rendimiento académico, problemas de comportamiento o desordenes de atención, pueden no ser apreciados en el primer momento y pueden afectar durante muchos años. Son necesarios más estudios que posibiliten la comprensión total de las consecuencias causadas en plazos largos de tiempo. Las consecuencias a largo plazo también deberían tenerse en cuenta para hacer recomendaciones sobre el uso de las vacunas frente a meningitis bacterianas.

Una de las limitaciones que los mismos autores reconocen es el hecho de la inexistencia de grupo control en la mayor parte de los trabajos.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú