Los oncólogos vuelven la vista a las vacunas

9/06/2009

image_pdfimage_print

Dos vacunas terapéuticas permiten mejoras en linfoma folicular y melanoma metastático. Nada menos que ocho años han tardado los creadores de una de las terapias en obtener los resultados que estos días se han dado a conocer en una de las sesiones plenarias del congreso anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO). Se trata de una vacuna personalizada, fabricada a partir de las propias células tumorales de pacientes con un tipo de tumor hematológico: el linfoma folicular. En el segundo de los trabajos, la vacuna está diseñada para provocar una proliferación de las células T del sistema inmune, para que sean capaces de destruir las células tumorales en pacientes con melanoma cuando éste se ha propagado a otras partes del organismo. Añadir la nueva vacuna (ésta no individualizada, sino adaptada a todos los pacientes con este cáncer de piel) a la terapia estándar logró duplicar las tasas de respuesta y prolongar el tiempo libre de enfermedad frente a quienes sólo recibieron interleuquina 2.

[ más información ] [ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú