Los talibanes paquistaníes usan la vacuna de la polio como arma de guerra

27/06/2012

image_pdfimage_print

El anuncio de los talibanes de prohibir la vacunación contra la polio en las zonas tribales de Pakistán amenaza con frenar la erradicación de una enfermedad endémica en el país y pone en riesgo directo a cerca de 250.000 niños. Un grupo armado de Waziristan del Sur, una de la regiones más convulsas del noroeste paquistaní, se unió a sus "hermanos" de Waziristán del Norte, que hace días plantearon una serie de reivindicaciones políticas para permitir la vacunación. El argumento central es el mismo en ambos casos: EE.UU. debe cesar los bombardeos con aviones no tripulados en la zona ya que, según los insurgentes, matan muchos más niños que la polio, y además las campañas de vacunación son un nido de espías occidentales.

La idea se apoya en el caso del doctor Shakil Afridi, un médico condenado recientemente a 33 años de cárcel en Pakistán por ayudar a la CIA en la captura de Osama Bin Laden mediante una falsa campaña de vacunación que pretendía en realidad conseguir muestras de ADN. Tanto las autoridades locales como las agencias internacionales están muy alarmadas por la iniciativa talibán de usar la vacunación contra la polio como parte de su guerra contra Occidente y las fuerzas de seguridad paquistaníes.

[Más información] [Más información]

image_pdfimage_print

Subir al menú