Maternal Immunization

12/01/2008

image_pdfimage_print

Maternal Immunization.
Healy M, Baker C. Pediatr Infect Dis J 2007; 26(10): 945-948
Palabra clave: Vacunación materna

Artículo de revisión que repasa principalmente la protección que puede conseguir el bebé a través de la inmunidad pasiva mediante las IgGs transferidas de la madre al feto y recién nacido. Esta inmunidad es especialmente importante en los 6 primeros meses de vida cuando el bebe está más desprotegido. La estrategia del nido (proteger al recién nacido vacunando a su entorno cercano) presenta numerosas dificultades de orden práctico, por lo que la vacunación de la madre puede servir para proteger a ella misma y al bebé.

El transporte activo de IgG de la madre al hijo ocurre principalmente a partir de la 32 semana de gestación por lo que la vacunación debería producirse principalmente entre la semana 28 y la 32. Dicho transporte se ve influenciado por factores como la cantidad de IgG materno, la coexistencia de infecciones maternas o la subclase de IgG (tipo 1 mejor transporte que la tipo 2).

Entre las infecciones donde la vacunación de la madre estaría recomendada están: tétanos y gripe; entre aquellas que debería ser consideradas están: Hib, neumococo, meningococo y tos ferina y finalmente se encontrarían aquellas infecciones frente a las que sería necesario poder vacunar a la madre: infecciones por estreptococo grupo B y Virus Respiratorio Sincitial.

Los autores concluyen que la estrategia de la vacunación maternal podría ser útil tanto para la madre como para el niño, sin embargo las mayores dificultades en los países occidentales se encontrarían en las posibles cuestiones de responsabilidad civil de los fabricantes, la necesidad de educar a la población y los obstetras, así como la mejora de la forma en la que administrar la vacuna.

image_pdfimage_print

Subir al menú