Measles outbreak in Grosseto, central Italy, 2006

24/08/2006

image_pdfimage_print

Measles outbreak in Grosseto, central Italy, 2006

Boncompagni G, Incandela L, Bechini A, Giannini D, Cellini C, Trezzi M et al. Euro Surv 2006; 11(8): E060803.4

Palabra clave: Sarampión

De 2002 a 2007 Italia ha implantado un plan para eliminar el sarampión y la rubéola congénita. Al margen de intentar alcanzar una cobertura del 95% con la primera dosis de triple vírica, otras actividades incluyen aumenta la cobertura con la segunda dosis de los 5-6 años y el catch-up de los 6-13 años. En la región de la Toscaza, de 3.5 millones de habitantes, la cobertura de la primera dosis a los 2 años era del 44% en q993, del 65% en 1998 y del 89% en 2003. En escolares era del 88% para la primera dosis y del 66% para la segunda en diciembre de 2004. Aunque el Plan ha sido satisfactorio hasta ahora, la insuficiente cobertura de vacunación durante los últimos 15 años ha creado una bolsa de susceptibles entre los adolescentes y adultos jóvenes. Entre el 20 de enero y el 5 de mayo de 2006 se declararon 40 casos de sarampión en la provincia de Grosseto en la Toscaza, de 200.000 habitantes. El 95% de los enfermos eran mayores de 15 años con una edad media de 27 años. El caso índice correspondió a una mujer de 23 años que desarrolló síntomas tras un viaje a la India. En el hospital italiano contactó con una estudiante de enfermería que desarrolló sarampión 2 semanas más tarde (caso secundario). Al no ser aislado el paciente en condiciones, se piensa que 12 personas más fueron contagiadas nosocomialmente, de los que 8 casos eran sanitarios. Se confirmaron por laboratorio 26 casos y el resto por vínculo epidemiológico. Se confirmo como causante el virus del genotipo D4 en siete pacientes. De los 40 enfermos, 14 ingresaron y 7 tuvieron citonecrosis, 2 trombocitopenia, 1 distress respiratorio, 1 edema cerebral, 1 otitis media, 1 lesiones hemorrágicas, 1 bacteremia y 1 candidiasis oral. No falleció ningún paciente y solo uno había recibido una dosis de vacuna. Los autores enfatizan en la importancia de verificar la inmunidad de los sanitarios para ofrecer, en su caso, la vacuna triple vírica.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú