Meningococcal carriage evaluation in response to a serogroup B meningococcal disease outbreak and mass vaccination campaign at a college-Rhode Island, 2015-2016

26/07/2017

image_pdfimage_print

Soeters H, Whaley M, Alexander-Scott N, Kanadanian K, MacNeil J, Martin S et al. Clin Infect Dis 2017;64:1155-1122

A raíz de un brote de enfermedad meningocócica por serogrupo B acaecido en la Universidad de Rhode Island en 2015 y que afectó a dos estudiantes, se puso en marcha una campaña de vacunación masiva con el preparado MenB-fHbp de Pfizer (Trumemba). La enfermedad estuvo causada por una cepa muy infrecuente, ST-9069 y la analítica molecular confirmó que incluía el gen que codificaba la lipoproteína fHbp B24. La pauta de vacunación consistió en tres dosis en esquema 0, 2 y 6 meses. Coincidiendo con las actividades profilácticas se incluyó la evaluación del transporte nasofaríngeo de N meningitidis en cuatro encuestas transversales. Por PCR el 4% de los participantes transportaban meningococo B y menos del 2% transportaban serogrupos C, E, W, X, Y o Z. Por análisis bi y multivariante el sexo masculino, fumar y visitar bares, clubs o fiestas al menos una vez por semana se asoció con incremento del transporte nasofaríngeo de cualquier serogrupo. Durante la evaluación de los 50 estudiantes que perdieron la condición de transportadores, 13 lo hicieron tras 1 dosis, 32 tras 2 y 5 tras tres dosis, mientras que de los 45 que la adquirieron, 20 fue tras la primera, 16 tras la segunda y 9 tras la tercera. Para Men B, 11 perdieron el serogrupo B: 2 tras la primera dosis y 8 tras la segunda y 1 tras la tercera, mientras que 10 adquirieron MenB: 3 tras la primera, 4 tras la segunda y 3 tras la tercera. Aunque tras la intervención no aparecieron más casos de EMI y que solamente un alumno transportaba la cepa con la misma secuencia tipo (ST), los hallazgos sugieren que la vacuna no reduce bien el transporte global de meningococo o específicamente el del B, así como tampoco evita la adquisición a escala individual. Los autores prosiguen con los estudios de seguimiento, especialmente para conocer la presencia de antígenos vacunales en los aislamientos nasofaríngeos.

[más información]

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú