Meningococcal conjugate vaccine for Africa: a model for development of new vaccines for the poorest countries

27/04/2003

image_pdfimage_print

Meningococcal conjugate vaccine for Africa: a model for development of new vaccines for the poorest countries Jódar L, LaForce M, Ceccarini C, Aguado T, Granoff D. Lancet Published on line April 1, 2003
Palabra clave: meningococo

A la vista de la disparidad de las disparidades en el desarrollo de medicina y vacunas para enfermedades que afectan a los países no industrializados respecto de los industrializados, puestas de manifiesto recientemente con la rápida introducción de la vacuna conjugada antimeningocócica C en el Reino Unido, los autores se plantean el porqué de las dificultades de desarrollar una vacuna similar, pero frente al serogrupo A, para los países subsaharianos, donde durante la última década se registraron 700.000 casos y 100.000 muertes. Los motivos fundamentales son: a) Insuficiente información de la “carga de enfermedad”, b) factibilidad de implantación de un programa de vacunación y c) imposibilidad de costear el precio de la vacuna.

Para responder a esta inequidad, el sector público ha explorado dos vías para desarrollar vacunas: a) establecer alianzas con laboratorios fabricantes de vacunas y b) transferir tecnología a un laboratorio de un país no desarrollado. La primera estrategia parece haber fracasado a pesar de los incentivos fiscales que se le ofrecía a la industria, debido fundamentalmente al coste-oportunidad del proyecto. El destinar parte de la planta de producción a la fabricación de vacuna frente al meningococo A, interferiría con otros proyectos más rentables. La segunda estrategia parece mostrarse más asequible y ya se han establecido contactos con laboratorios europeos suministradores de polisacárido capsular A, de toxoide tetánico para actuar de “carrier”, y con una planta de la India para la conjugación, la liofilización y el envasado. Con esta aproximación, todavía el laboratorio obtendría beneficios siempre que vendiera 25 millones de dosis al año, en envases de 10 dosis y a un coste de 0.50 dólares USA/dosis. Hasta la fecha ya se han hecho grandes avances y la vacuna conjugada frente al meningococo A se encuentra en ensayos preclínicos y en fase de caracterización físico-química. Este modelo ofrecería grandes oportunidades para desarrollar otras vacunas “huérfanas” a un precio razonable para los países no industrializados (shigella y neumococo).

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú