MMR Vaccination and febrile seizures. Evaluation of susceptible subgroups and long-term prognosis

6/07/2004

image_pdfimage_print

MMR Vaccination and febrile seizures. Evaluation of susceptible subgroups and long-term prognosis
Vestergaard M, Hviid A, Madsen KM, Wohlfahrt J, Thorsen P, Schendel D, et al JAMA 2004; 292: 351-357
Palabra clave: Vacuna triple vírica

 La tasa de convulsiones febriles crece tras la vacunación, pero no se sabe si varía en función de la historia personal o familiar de estos episodios, de factores perinatales o del estatus socioeconómico. Además, se sabe poco de la evolución a largo plazo de estos episodios tras la vacunación. Para ello los autores se plantean los siguientes objetivos: estimar los riesgos relativos y atribuibles de los episodios febriles tras la vacunación con subgrupos de niños y evaluar la evolución clínica de estas convulsiones febriles. Diseñan un estudio poblacional de cohortes de todos los niños nacidos en Dinamarca entre en 1 de enero de 1991 y el 31 de diciembre de 1998, que estuvieran vivos a los tres meses; se siguió a 537.171 niños usando datos del Sistema de Registro Civil Danés y otros 4 registros nacionales. Determinan la Incidencia de la primera convulsión febril, convulsiones recurrentes y epilepsia “subsiguiente”.

Dentro de los resultados cabe destacar: un total de 439.251 niños, un 82%, recibieron vacuna y 17.986 desarrollaron episodios febriles al menos una vez. 973 tras dos semanas de la vacunación. Los RR aumentan tras dos semanas (2.75; 95% CI, 2.55-2.97), y a partir de entonces se acercan a los RR de niños no vacunados. Los RR no variaron significativamente en los subgrupos de niños definidos en función de la historia personal o familiar de estos episodios, de factores perinatales o del estatus socioeconómico. Los niños con convulsiones febriles tras la vacunación de triple vírica aumentan ligeramente los episodios recurrentes (RR, 1.19; 95% CI, 1.01-1.41) pero no la epilepsia (RR, 0.70; 95% CI, 0.33-1.50) comparando con niños no vacunados en su primera convulsión febril. Los autores concluyen diciendo que la vacunación de triple vírica se asoció con un aumento transitorio de la tasa de episodios febriles, pero el riesgo atribuible era menos incluso en niños de alto riesgo. La tasa de epilepsia a largo plazo no esta aumentada en niños que tuvieron convulsiones febriles tras la vacunación comparando con niños que tuvieron episodios de fiebre con otra etiología.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú