Neurological and autoinmune disorders alter vaccination against pandemic influenza A (H1N1) with a monovalent adjuvanted vaccine: population based cohort study in Stockholm, Sweden

27/10/2011

image_pdfimage_print

Neurological and autoinmune disorders alter vaccination against pandemic influenza A (H1N1) with a monovalent adjuvanted vaccine: population based cohort study in Stockholm, Sweden
Bardage C, Persson I, Ortqvist A, Bergman U, Ludvigsson J, Granath F. Br Med J 2011; 343: d5956
Palabra clave: Gripe

Los autores estudian el riesgo de enfermedades neurológicas o autoinmunes en sujetos que recibieron una vacuna adyuvada Pandemrix frente a la gripe pandémica A(H1N1), mediante un estudio retrospectivo de cohortes en el área de Estocolmo comparando vacunados (1.024.019) y no vacunados (921.005) durante un periodo de seguimiento de 8-10 meses. Como datos más destacables encontraron un ligero exceso de riesgo en vacunados tras ajustar por edad, sexo, estado socioeconómico y utilización de servicios sanitarios para parálisis de Bell (relación de riesgo: 1.25. IC95%:1.06-1.48. 6,4 casos por 100.000 vacunados) y parestesias (relación 1.00. IC95%: 1.00-1.23). No encontraron exceso de riesgo para Guillain-Barré, esclerosis en placas, diabetes tipo 1 y artritis reumatoidea.

En los vacunados en los primeros 45 días de campaña (donde se vacunó la mayor parte de los individuos de alto riesgo) se comprobó un exceso de riesgo para parestesias y enfermedad inflamatoria intestinal.

Los autores piensan que el pequeño exceso de riesgo pudiera ser parcial o totalmente explicado por otros factores no capturados mediante la medida cruda de utilización de servicios sanitarios. En cualquier caso y si este riesgo fuera real se reflejaría en unos bajos riesgos absolutos. El exceso de riesgo de parestesias podría corresponder a una reacción adversa de tipo local, aunque el exceso de riesgo tenía una significación en el límite y estaba ausente en pacientes que recibieron la vacuna en las fases tardías de la campaña. No pueden explicar el pequeño incremento de riesgo de parálisis de Bell pudiendo ser causas potenciales las infecciones víricas y el embarazo, ninguna de las cuales pudo controlarse en el estudio.

Concluyen que los resultados del uso de vacunas adyuvadas durante la pandemia son tranquilizadores y no ha cambiado el riesgo del síndrome de Guillain-Barré, esclerosis múltiple, diabetes tipo 1 y artritis reumatoidea.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú