No se encuentran evidencias de un aumento de la incidencia de mesoteliomas pleurales en relación con una vacuna de poliomielitis contaminada

5/01/2003

image_pdfimage_print

Un estudio publicado en el Journal of the National Cancer Institute sobre la vacuna contaminada con un virus de mono potencialmente cancerígeno (SV40) aborda este problema. Se estima que entre 10 y 30 millones de americanos podrían haber estado expuestos al virus SV40, como consecuencia de la vacunación llevada a cabo entre 1955 y 1963. El virus se introdujo en la vacuna mediante un método de producción que utilizaba células de riñón de mono para hacer crecer el virus. Este método hace años que no se utiliza y las vacunas antipoliomielíticas se encuentran libres de SV40 desde 1963. El origen de esta alarma reside en el aislamiento de ADN de SV40 en muestras de algunos tipos de cáncer humano,particularmente el mesotelioma pleural. Estos hallazgos van en sintonía con lo ya expresado por el Instituto de Medicina de los Estados Unidos de Norteamérica que, a finales del año 2002 concluyó que no se había podido encontrar una asociación entre la exposición a la vacuna y la aparición ulterior de cáncer.

Los autores concluyen que, a pesar de sus hallazgos, es conveniente proseguir con la vigilancia de aquellos que potencialmente se expusieron a la vacuna contaminada.

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú