Nuevas vacunas ante viejos virus

11/12/2007

image_pdfimage_print

El doloroso herpes zóster, una afección que aumenta y que cada vez es más común entre los mayores de 65 años, tiene hoy en día otro tipo de terapia para su control. En 2006 se aprobó para su utilización una vacuna derivada de la que se utiliza contra la varicela. En un estudio en el que se administró la vacuna a 38.000 pacientes se demostró que evitaba la mitad de los casos y, principalmente, se reducían los casos de neuralgia postherpética en dos tercios.

Así, aunque la vacuna no es tan efectiva como lo son otras que utilizamos, su utilidad puede ser grande en cuanto a la cantidad de sufrimiento que puede evitar. En términos generales se recomienda sólo para personas de más de 60 años que no tengan alergia a ningún componente de la vacuna, que no tengan debilitado el sistema inmune por alguna otra afección, que no tengan un historial de cáncer de médula ósea o sistema linfático y que no tengan tuberculosis activa y sin tratar.

[ más información ]

image_pdfimage_print

Subir al menú