Oral vaccine delivery: can it protect against non-mucosal pathogens?

3/01/2009

image_pdfimage_print

Oral vaccine delivery: can it protect against non-mucosal pathogens?.
Wang L, Coppel RL. Expert Rev Vaccines 2008; 7(6): 729-738
Palabra clave: Vacunas de futuro

La vacunación es una forma eficiente y coste-efectiva de prevenir enfermedades infecciosas. Sin embargo, la mayoría de las vacunas actualmente disponibles se administran por vía inyectable, lo que hace que la inmunización masiva sea más costosa y menos segura, particularmente en países en vías de desarrollo pobres en recursos. Las vacunas orales tienen varias características atractivas comparadas con las vacunas parenterales, pero los estudios sobre su utilización se han limitado casi exclusivamente a la protección frente a patógenos transmitidos a través de mucosas. Su potencial para controlar enfermedades no trasmisibles a través de mucosas todavía no ha sido bien valorada. En este artículo, se proporcionan evidencias de que la inmunización oral es una alternativa factible para prevenir las infecciones transmitidas a través de vías no mucosas, incluyendo infecciones como la malaria, encefalitis japonesa y hepatitis B. Aunque todavía haya obstáculos por superar antes de que estos hallazgos puedan tener aplicación masiva, los progresos en el campo de la vacunación oral y la disponibilidad de una variedad de vías de administración, ofrece una esperanza en el desarrollo de un número mayor de vacunas orales.

Para una inmunización oral eficaz, los antígenos vacunales se deben proteger contra el ambiente proteolítico intestinal, concretamente por las células del GALT (sistema linfoide intestinal) y deben inducir una respuesta inmune apropiada. El sistema inmune de la mucosa es un sistema complejo, que genera una gran cantidad de IgA, así como inmunoglobulinas sistémicas y respuesta inmune mediada por células. La IgA es poco probable que tenga mucho valor en inmunidad frente a los patógenos no transmitidos a través de mucosas, y no se entiende bien el mecanismo que favorece la IgG sobre la IgA cuando el antígeno se introduce a través de la mucosa. La naturaleza de la respuesta inmune requerida varía con la infección y se tiene poco conocimiento de cómo se puede variar la presentación del antígeno, del coadyuvante, de la dosificación y de la pauta para generar la respuesta deseada. La comprensión de los mecanismos de la inmunización oral es fundamental para el diseño de vacunas orales eficaces; sin embargo, este conocimiento es aún pobre y la formulación de las vacunas todavía sigue siendo en gran parte empírica.

Una preocupación importante con respecto a la administración oral es la posibilidad de inducir tolerancia al antígeno. Esta tolerancia se ha estudiado ampliamente en modelos animales como ratones, ratas y conejillos de Indias. Aunque la tolerancia sea consecuencia de la respuesta defectuosa del sistema inmune intestinal, los estudios demostraron que dependen de muchos factores, como la naturaleza, el tamaño y la dosis del antígeno, la coadministración de factores ayudantes y la persona receptora. El potencial para que una vacuna oral induzca tolerancia debe ser todavía estudiado minuciosamente a través de mayor cantidad de ensayos.

Para las vacunas de virus vivos atenuados, el peligro es que las vacunas vivas puedan variar la virulencia y puedan ser patógenas en individuos inmunocomprometidos, particularmente si los organismos atenuados sobreviven bastante tiempo.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú