Outbreaks of pertussis associated with hospital – Kentucky, Pennsylvania, and Oregon, 2003

6/02/2005

image_pdfimage_print

Outbreaks of pertussis associated with hospital – Kentucky, Pennsylvania, and Oregon, 2003
CDC. MMWR 2005; 54(3): 67-71 Fatal case of pertussis in an infant – West Virginia, 2004. CDC. MMWR 2005; 54(3): 71-72
Palabra clave: tos ferina

Estos dos trabajos reflejan nuevamente el resurgimiento de la tos ferina en el adolescente y el adulto y el aumento de la incidencia y la gravedad en el lactante pequeño no vacunado o que no ha terminado la primovacunación. Este hecho se observa en países con coberturas vacunales elevadas: en EE.UU. la tos ferina ha aumentado de 0,54/100.000 habitantes en 1981 a 3,3/100.000 habitantes como media anual del periodo 1996-2003. La distribución de los casos fue bipolar: el 35,1% correspondió a lactantes <6 meses y el 60,7% a =7 años, durante el periodo 1996-2004. Se comenta que en 2004 dos laboratorios han presentado a la FDA dos vacunas dTpa, una para adolescentes de 10-18 años y otra para personas de 11-64 años. La vacuna dTpa es probable que se incluya en el calendario de EE.UU. en adolescentes en los próximos meses. En España se dispone de una vacuna dTpa (Boostrix ® ), para personas a partir de los 4 años de edad, que ya figura en el calendario 2005 de la AEP a los 13-16 años.

En el primer trabajo se describen tres brotes de tos ferina ocurridos en hospitales de Kentucky, Pennsylvania y Oregon durante el año 2003, en personal sanitario y en pacientes. Se señala la dificultad de sospechar el diagnóstico de tos ferina por las manifestaciones leves y atípicas en los adultos infectados y por la falta de pruebas diagnósticas rápidas y específicas para confirmarla. En nuestro medio, desde que realizamos la PCR para Bordetella pertussis en el aspirado nasofaríngeo, hace 2,5 años, el diagnóstico es mucho más rápido y frecuente.

En el segundo trabajo se comenta el caso de un lactante de 29 días de vida que en diciembre de 2004 falleció en Virginia a causa de un síndrome de la tos ferina maligna, con hipertensión pulmonar y leucocitosis que alcanzó 104.100/µL. El niño estaba co-infectado por VRS. La madre y la abuela materna del pequeño presentaban un cuadro clínico compatible con tos ferina desde hacía 3 y 2 semanas, respectivamente, y un día antes del fallecimiento del enfermo se identificaron cuatro contactos también con tos pertusoide de 3-8 días de duración (2 primos, la abuela paterna y la bisabuela materna). Se insiste en las medidas de aislamiento de estos enfermos con sospecha de tos ferina cuando ingresan en el hospital, y en considerar el diagnóstico de tos ferina en los adultos con tos persistente e intentar la confirmación microbiológica.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú