Pandemic influenza: are Europe’s institutions prepared?

25/06/2006

image_pdfimage_print

Pandemic influenza: are Europe’s institutions prepared?
Mounier-Jack S, Coker R. Eur J Public Health 2006; 16(2): 119-120
Palabra clave: Gripe

El artículo trata sobre el grado de preparación que tienen las instituciones europeas y Europa en general frente a una posible pandemia de gripe. En diciembre de 2005 el Centro de Control de Enfermedades Europeo (ECDC) indicó que la preparación en Europa frente a la pandemia se completaría en 2007, sin embargo se necesita prestar más atención al campo de la investigación y desarrollo, abordar inequidades en la distribución de recursos (también de vacunas y antivíricos) así como reforzar el rol de coordinación de las autoridades nacionales e internacionales. En octubre de 2005, 30 de los 52 estados de la Región Europea de la OMS tenían planes nacionales y 18 más tenían borradores. El rol del ECDC ha sido coordinar los sistemas de vigilancia principalmente apoyando la Red de Vigilancia Europea de la Gripe (EISS) y proporcionar capacidad para la detección temprana y la caracterización de las cepas gripales. A pesar de los avances llevados a cabo, estamos ante desafíos importantes incluyendo vacunas y antivíricos. El 65% de la capacidad de producción mundial de vacuna antigripal está en Europa, esto representa 190 millones de dosis, sin embargo una vez distribuido el 50% fuera de nuestras fronteras, sólo tenemos disponibles 90 millones de dosis de vacuna antigripal convencional para una población de 477 millones de personas. Esto indica claramente que la investigación, el desarrollo y la capacidad de producción necesita ser mejorada.

Para facilitar este punto, la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) ha acelerado sus sistemas de licencia, publicado guías para el registro de vacunas y abaratado tarifas del proceso de licencia de vacunas pandémicas. Ello ha contribuido a que varias compañías presenten dosiers de vacuna pandémica. El mayor coste de la investigación está siendo soportado sin embargo por los Estados Unidos, para ejercer de contrapeso en 2004, la Unión Europea creo una alianza público privada con los Institutos de Vacunas y las Agencias de Salud Pública de la UE, que aunque tiene como fin financiar la investigación y desarrollo de la vacuna pandémica, aunque los fabricantes no van a recibir el apoyo financiero directo.  Un punto especialmente sensible es la posible distribución de la vacuna pandémica cuando llegue a haberla. La Comisión Europea animó a los estados miembros a establecer acuerdos de compra de la vacuna pandémica con las compañías productoras, de momento sólo 6 países han anunciado dichos acuerdos. Del mismo modo la UE ha animado a sus estados miembros a almacenar antivíricos. Para evitar en la medida de lo posible las inequidades, en abril de 2005 se propuso un fondo solidario para ayudar a los países menos favorecidos a comprar antivíricos. Se observan claras diferencias en la provisión de antivíricos para los diferentes países, lo que lleva a cuestiones sobre equidad y el rol de la UE en este proceso.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú