Persistence of Antibody Response Following a Booster Dose of Hib-MenC-TT Glycoconjugate Vaccine to Five Years: A Follow-up Study

27/03/2013

image_pdfimage_print

Persistence of Antibody Response Following a Booster Dose of Hib-MenC-TT Glycoconjugate Vaccine to Five Years: A Follow-up Study

Khatami A, Snape MD, Wysocki J, John TM, Westcar S, Mesaros N et al. Pediatr Infect Dis J 2012; 31(10): 1069-73.
Palabra clave: Meningococo C, Hib, vacunas combinadas.

Este trabajo tiene como objetivo medir la persistencia de anticuerpos frente a Hib y meningococo C cuatro años después de la administración de una dosis de recuerdo con la vacuna Hib-MenC-TT (Menitorix). La persistencia de anticuerpos frente tos ferina se midió en una muestra de participantes.

El estudio se desarrolló en Reino Unido y Polonia en 2010 como un estudio de seguimiento a los 5 años de edad de niños que habían participado en un ensayo clínico realizado anteriormente en el que se comparaban las siguientes pautas vacunales: DTPa-IPV más Hib-MenC-TT a los 2, 3 y 4 meses (grupo a estudio) vs. DTPa-IPV-Hib más MenC-CRM197 (grupo control). Ambos grupos recibieron una dosis de recuerdo a los 12-15 meses de la vacuna Hib-MenC-TT.

Un total de 268 participaron en el estudio de seguimiento (edad 58-64 meses). Títulos bactericidas frente a meningococo C ≥ 1:8 se presentaron en el 59,3 y el 44,8% del grupo a estudio y control respectivamente (diferencias no significativas estadísticamente); los títulos de anticuerpos fueron de 30,4 y 11,3 (diferencias significativas). Respecto al Hib los datos de seroprotección (≥ 1µg/ml) fueron de 86,8 y 62,1 % respectivamente (diferencias significativas), mientras que los títulos medios fueron de 3,82 y 1,67 (diferencias significativas). Un total de 68 niños del Reino Unido participó en la evaluación de anticuerpos frente a tos ferina observándose un título de anticuerpos superior respecto a hemaglutinina filamentosa y petactina en aquellos niños que habían recibido la vacuna DTPa-IPV. Este dato se había comprobado anteriormente en los niños de 5 y 12 meses de edad del citado ensayo clínico.

Los autores concluyen que las diferencias observadas tras la dosis de recuerdo persisten al menos 5 años, algo que puede atribuirse a las vacunas usadas para la primovacunación.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú