Persistence of protection against hepatitis B virus infection among adolescents vaccinated with recombinant hepatitis B vaccine beginning at birth: a 15-year follow-up study

5/10/2008

image_pdfimage_print

Persistence of protection against hepatitis B virus infection among adolescents vaccinated with recombinant hepatitis B vaccine beginning at birth: a 15-year follow-up study.
Bialek S, Bower W, Novak R, Helgenberger L, Auerbach S, Williams I et al. Pediatr Infect Dis J 2008; 27(10): 881-5.
Palabra clave: hepatitis B

El objetivo del estudio es describir la efectividad a largo plazo de la vacuna recombinante de hepatitis B administrada en el nacimiento. Los autores toman una muestra de adolescentes de Micronesia que habían recibido 3 dosis (nacimiento, 2 y 6 meses de vida, con una dosis de 5 µgr, 2,5 y 2,5 respectivamente) de vacuna frente a la hepatitis B (años 1989-1991) y que habían sido negativos a anti-HBc dos años después de la vacunación y que han sido seguidos durante 15 años. Tras hacerles una serología frente a anti-HBc, HBsAg y anti-HBs, los participantes recibieron un recuerdo en junio de 2006 (Recombivax 5 µgr), midiéndoseles el título de anti-HBs 14 días después.

De un total inicial de 237 niños se consiguieron recuperar 106 para el seguimiento, las tasas de seropositividad frente a anti-HBs era mayor en el grupo de los no recaptados que en el de los recaptados (56,1% vs 40%). En el grupo de 105 que se consiguió recaptar y colaboraron 15 años después, el 7,6% fueron anti-HBc positivos, ninguno fue HBsAg positivo y sólo el 7,3% presentó títulos de anti-HBs ≥10 mIU/ml (3 de ellos habían sido seronegativos en la medición basal a los 35 meses de vida, lo que podría indicar un recuerdo natural, aunque también podría deberse a una estimulación de la memoria inmune). Entre los que recibieron un recuerdo, sólo un 48% tuvo una respuesta anamnésica. Aquellos individuos que presentaron un título de anti-HBs ≥10 mIU/ml a los 2 años de la vacunación tuvieron mayor probabilidad de presentar respuesta a la dosis de recuerdo (66,7% vs 35,1%).

Los autores concluyen que 15 años tras la vacunación, aunque el 8% presentan evidencias de haber padecido una infección, ninguno de ellos la presentan crónica, lo que se suma a la bibliografía publicada hasta el momento en el sentido de la efectividad de la vacunación para prevenir la infección crónica. Esto podría deberse al mantenimiento de una inmunidad celular. Como posible causa de estos resultados, apuntan a la dosis de vacuna administrada 2,5 µg, dosis que en la actualidad no es nunca menor de 5 y que en algunos preparados es de 10, aunque comentan que las diferencias observadas con la diferente posología se reducen según transcurren los años.

El hecho de que la mitad de los participantes no presenten respuesta a la dosis de recuerdo podría señalar un debilitamiento inmunitario importante. Los autores apuntan que si se tomase la decisión de una dosis de recuerdo, la edad de 5 o 6 años sería la idónea.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú