Persistence of vaccine-derived polioviruses among immunodeficient persons with vaccine-associated paralytic poliomyelitis

6/12/2003

image_pdfimage_print

Persistence of vaccine-derived polioviruses among immunodeficient persons with vaccine-associated paralytic poliomyelitis
Khetsuriani N, Prevots DR, Quick L, Elder ME, Pallansch M, Kew O, Sutter RW. J Infect Dis 2003; 188: 1845-1852
Palabra clave: Poliomielitis

Dada la importancia que para el programa de erradicación de polio puede tener la excreción de virus vacunal por parte de sujetos inmunodeficientes, que actuarían como reservorio para la reintroducción de polio en la comunidad, los autores de este estudio, desarrollado en EEUU, estudian de forma retrospectiva la eliminación de virus vacunal de polio entre sujetos inmunodeficientes, que desarrollaron un parálisis flácida vacunal.

Un total de 37 sujetos fueron identificados en el periodo 1975-1997. La media de edad fue de 11,6 meses y 31 de esos sujetos habían recibido vacuna de polio oral y los 6 restantes eran contactos de sujetos vacunados. El intervalo medio entre la vacuna y el desarrollo de parálisis fue de 2,3 meses.

Las inmunodeficiencias más frecuentes fueron por orden de frecuencia la hipogammaglobulinemia, seguida de la agammaglobulinemia y la inmunodeficiencia combinada severa. En el 78% de los sujetos se aisló poliovirus vacunal, fundamentalmente tipo 2, seguido en menor medida del 1. El intervalo medio entre el episodio de parálisis fláccida y el momento de seguimiento fue de 9,4 años.

Entre todos los supervivientes (23), solo en 11, se practicaron dos tomas de heces separadas por 24 horas y en ellas se practico aislamiento viral e identificación mediante PCR especifica y secuenciación genómica parcial. Solamente uno de los sujetos presento un aislamiento positivo para poliovirus tipo 2 y posteriormente se negativizó en el contexto de un cuadro diarreico prolongado. La persistencia de eliminación de virus de polio declinó en el tiempo (19,4% a los 6 meses, 14,3% al año, 4,8% a los 5 años y ninguno a los 10 años).

Los autores concluyen que la baja prevalencia de sujetos con inmunodeficiencia, asociada con un numero escaso de excretadores crónicos, en los que además la mortalidad es muy alta (por su patología de base), hacen que este grupo no deba de considerarse como una amenaza para la erradicación de la polio en países desarrollados.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú