Pertussis in adolescents: increasing incidence brings attention to the need for booster immunization of adolescents

6/08/2005

image_pdfimage_print

Pertussis in adolescents: increasing incidence brings attention to the need for booster immunization of adolescents
Greenberg DP. Pediatr Infect Dis J 2005; 24: 721-728
Palabra clave: Tos ferina

Articulo de revisión sobre la epidemiología de la tos ferina en adolescentes, su clínica, diagnostico y beneficios de la vacunación frente a la tos ferina en adolescentes. Los casos de tos ferina en Estados Unidos han pasado de 1.730 en el año 1980 a 11.647 en 2003. Aunque la mayoría de los casos se dan en niños el incremento más rápido se observa en adolescentes. Así en el periodo 1990-2003 la incidencia reportada en el grupo de edad de 10 a 19 años se multiplicó por diez. Estos cambios se han observado también en Canadá. Varias razones podrían explicar esto: el debilitamiento de la inmunidad en los adolescentes, mayor concienciación y mejor vigilancia, mejores tests diagnósticos y un aumento de la circulación de la B. pertussis . La clínica de la tos ferina es diferente en adolescentes respecto a los lactantes, aunque en general es menos grave, también se observan casos graves y complicaciones. Una tos persistente puede ser el único síntoma, tos de más de 4 semanas de evolución, tos nocturna o que se exacerba al comer o beber son igualmente típicos en adolescentes.

Esta clínica puede dificultar el diagnostico. Se estima que solamente se notifican un 11.6% de los casos de tos ferina y que esta infranotificación es mayor en adolescentes, esto prueba la necesidad de un mejor diagnostico clínico y de laboratorio. El cultivo de B. pertussis presenta una baja sensibilidad, con la dificultad añadida de la toma de la muestra. La detección de ADN por la técnica de la PCR presenta mayor sensibilidad aunque no está disponible en muchos laboratorios y necesita mayor estandarización. La PCR se debe usar junto con el cultivo y no remplazándolo. La prueba de laboratorio que indica de forma más clara la presencia de infección es el aumento de 2 a 4 veces del titulo de anticuerpos entre la fase aguda de la enfermedad y la de la convalecencia. Este método presenta entre otras, la dificultad de obtener dos muestras. Para un diagnostico más seguro se requiere una combinación de técnicas. El cambio en la epidemiología ha motivado que sean los adolescentes y adultos jóvenes la fuente de infección para los lactantes y niños pequeños. La vacuna dTpa se ha demostrado como inmunógena y segura, lo que unido a lo anteriormente expuesto lleva a los autores del artículo a recomendar el uso de esta vacuna en los adolescentes de 11-12 años de edad. Esta misma vacunación se debería usar en embarazadas durante su tercer trimestre para proteger al recién nacido.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú