Pneumococcal Vaccination for Cochlear Implant Recipients

11/08/2006

image_pdfimage_print

 

Octubre 2002

CDC. MMWR 2002;51:931
Palabra clave: Neumococo

[ Descargue el tema del mes en pdf ]

El 24 de Julio de 2002, la Food and Drug Administration (FDA) alertó sobre la posible asociación entre implantes cocleares y meningitis bacterianas. Datos actualizados a 17 de octubre, revelan la notificación a nivel mundial de 91 casos de meningitis y de 17 muertes en pacientes portadores de estos implantes.

Se estima que en el mundo hay unas 60.000 personas portadoras de implantes. En España, según datos de la Asociación Europea de Usuarios de Implantes Cocleares (EURO-CIU), la cifra es de 950 adultos y 1550 niños. La edad mas frecuente de implantación se sitúa entre los 18 meses y los 3 años.

Descripción de los casos

Aunque no se dispone de información exhaustiva de todos los casos declarados, los datos correspondientes a los pacientes detectados en EE.UU. (53 casos) son los siguientes: La edad de presentación de las meningitis oscila entre los 18 meses y los 84 años, pero el 63% de los casos han ocurrido en niños menores de 7 años.

El periodo de tiempo entre la cirugía de colocación del implante y el desarrollo de meningitis va desde menos de 24 horas hasta más de 6 años, aunque la mayoría de casos se han producido durante el primer año post-implante. Los microorganismos aislados en los 23 casos de los que se dispone de información sobre el resultado del cultivo son: Streptococcus pneumoniae (69,5%), Haemophilus influenzae (17,4%), Streptococcus viridans (8,7%) y Escherichia coli (4,3%).

En España se han notificado seis episodios de infección grave en pacientes portadores de implantes cocleares, dos de ellos diagnosticados de meningitis neumocócica con evolución favorable y en los cuatro restantes no consta el tipo de infección, pero la evolución fue letal.

Factores predisponentes e hipótesis causales

Existen una serie de razones anatómicas y quirúrgicas que podrían explicar el mayor riesgo de infecciones meníngeas en los pacientes que han recibido un implante coclear. Para colocar el electrodo en el oído interno es necesario comunicarlo con el oído medio durante el acto quirúrgico.

Posteriormente, se coloca un fragmento de fascia pericraneal o de músculo para sellar esta comunicación. Si durante la fase inicial de cicatrización se produce una otitis media, no existe barrera que impida al microorganismo alcanzar la cóclea y de forma secundaria al líquido cefalorraquídeo.

Otras causas posibles son la migración del electrodo fuera de la cocleostomía o la atrofia del tejido cicatricial que facilitaría la comunicación. Además, el propio implante, al actuar como cuerpo extraño, puede convertirse en foco de infección.

En este sentido, se ha especulado sobre el papel que tiene el diseño del electrodo y al detectarse un mayor número de casos entre los portadores de un tipo de implante que contenía un posicionador de electrodo, se recomendó como medida provisional descontinuar el uso de este modelo de implante (retirado del mercado el pasado mes de Julio).

Otros factores asociados pueden ser la historia previa de meningitis, las otitis medias recurrentes, la inmunodeficiencia, las anormalidades preexistentes del oído interno, la presencia de una fístula oculta de líquido cefalorraquídeo y la cirugía del oído interno o craneal previas.

Medidas de prevención recomendadas

Las recomendaciones generales elaboradas por diferentes organismos internacionales, así como por la Subdirección General de Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad y Consumo, para la prevención de meningitis bacteriana en pacientes portadores o candidatos a implantes cocleares son las siguientes:

• Diagnóstico y tratamiento correcto de las otitis antes de la cirugía de colocación del implante.
• Profilaxis antibiótica adecuada en la cirugía.
• Diagnostico y tratamiento precoz con antibióticos de todos los episodios de otitis en estos pacientes.
• Vacunación antineumocócica, anti-Hib, y antimenigocócica (en áreas de elevada circulación de serogrupos de Neisseria meningitidis para los que se dispone de vacuna).

El tipo de vacuna antineumococica y la pauta vacunal dependerán de la edad del paciente, y de las indicaciones de autorización de la vacuna en cada país.

En España, en niños menores de 2 años se recomienda utilizar la vacuna antineumocócica conjugada heptavalente y en los mayores de esta edad la vacuna 23-valente. Los niños mayores de 2 años previamente inmunizados con vacuna conjugada deberán recibir una dosis de vacuna 23-valente a partir de esta edad. La vacunación anti-Hib y antimeningococica C conjugada ya forman parte del calendario de inmunizaciones sistemáticas de nuestro país.

Documentos relacionados de interés:

Asociación de implantados cocleares.

Asociación Europea de Usuarios de Implante Coclear.

CDC. Implantes cocleares y meningitis, preguntas frecuentes.

– CDC. Pneumococcal vaccination for cochlear implant recipients. MMWR 2002;51:931

– Food and Drug Administration. Public Health Web Notification: cochlear implant recipients may be at greater risk for meningitis. (Actualizado: Octubre 17, 2002)

– Ministerio de Sanidad y Consumo. Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios. Seguridad de Productos Sanitarios Nota informativa, Julio 1, 2002.

– Wooltorton E. Cochlear implant recipients at risk for meningitis. CMAJ 2002 167: 670

 

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú