Información general

24/04/2016

image_pdfimage_print

Poliomielitis

La Poliomielitis, parálisis infantil o Polio, es una enfermedad de origen vírico muy contagiosa que puede afectar de forma grave al sistema nervioso y producir una parálisis permanente e incluso la muerte por fallo de la musculatura respiratoria.

Manifestaciones clínicas

La polio es una infección muy contagiosa, cuya etiología es un poliovirus (serotipos 1,2 y 3). El reservorio es exclusivo humano, alojándose en la garganta e intestino.

La transmisión es de persona a persona, por vía fecal-oral, heces o aguas contaminadas y en los países donde aún existen casos de poliomelitis, el 95% de las infecciones ocurren en niños menores de 5 años.

La mayoría de las infecciones son asintomáticas (95%). Los casos sintomáticos se caracterizan por:

  • Fase febril o catarral: astenia, anorexia, dolores musculares y fiebre.
  • Fase clínica: la forma más grave es la afectación del sistema nerviosoque se inicia por los miembros inferiores y va ascendiendo pudiendo afectar a los músculos respiratorios, provocando una parálisis respiratoria. Ocurre en el 0,1% de los casos.
  • Evolución: desde la recuperación total, hasta parálisis (1% casos) con invalidez permanente y hasta la muerte por parada de la musculatura respiratoria.
  • Síndrome post-poliomielitis: aparición tardía de síntomas como debilidad muscular, alteraciones de la sensibilidad, exacerbación de los síntomas musculares o nuevos síntomas en aquellas personas que tuvieron la enfermedad en la infancia.

¿Por qué debemos vacunar?

Debemos vacunar porque es una infección vírica que afecta al sistema nervioso y puede producir parálisis permanente. Dado que el único reservorio de los virus de la polio es humano (no se transmite a otras especies) y son estables (no sufren cambios biológicos), y la vacunación tiene una eficacia del 95-99%; es posible la erradicación de los virus circulantes y por tanto de la desaparición de la Polio. Además, la enfermedad una vez instaurada no tiene tratamiento, por eso la vacunación es la estrategia principal para combatirla.

La vacunación sistemática deberá mantenerse hasta la total erradicación de la polio a nivel mundial.

Situación en España

No hay casos de polio desde 1989. La infección fue erradicada, al igual que en el resto de países europeos en el año 2002. Desde el año 2004 solo se utiliza la vacuna inactivada (VPI). Solo existiría riesgo de adquirirla en las siguientes circunstancias:

  • Personas no vacunados que viajen a zonas endémicas y se contagien
  • Casos importados (inmigrantes , viajeros)
  • Aparición de casos excepcionales de polio post-vacunación (vacunados antes del 2004 con la vacuna oral).

Vacunación

Pautas de vacunación

Vacunación sistemática según calendario vacunal vigente consiste en una la pauta con vacuna inactivada (VPI) con tres dosis (2, 4 y 6 meses) y una de recuerdo (15-18 meses).

Seguridad de la vacuna contra la Polio

Efectos adversos

Vacuna atenuada oral (VPO): el efecto secundario más grave es la aparición de polio paralítica, así como la transmisión del virus (heces).

Con la vacuna inactivada (VPI) pueden aparecer reacciones locales y transitorias en el lugar de la inyección: enrojecimiento, hinchazón y dolor. Puede aparecer fiebre (38º) como reacción general poco frecuente.

No se han comunicado efectos adversos graves con la vacuna VPI.

Contraindicaciones

Las contraindicaciones para la VPI son las habituales de las vacunas inactivadas: reacción anafiláctica (alergia grave) a una dosis previa, sensibilización grave a algún componente de la vacuna.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú