Pon una vacuna, reto de Médicos sin Fronteras para atender a la infancia

9/01/2016

image_pdfimage_print

La organización médico humanitaria Médicos Sin Fronteras (MSF) ha lanzado una nueva campaña que, bajo el lema Pon una vacuna, pretende abaratar los costes de las vacunas y acercar esta profilaxis a los niños y niñas de los países en vías de desarrollo, especialmente la vacuna del neumococo ya que la neumonía es responsable de la muerte de cerca de un millón de menores cada año en dichos países. La responsable de Comunicación de MSF para la zona norte, Alma Saavedra, visitó Pamplona para explicar esta campaña que se apoya en tres ejes: una recogida de firmas masiva para solicitar a los presidentes de las dos compañías farmacéuticas que elaboran la vacuna (Pfizer y GSK) que rebajen el precio a 4,5 €, en vez de los entre 9 y 18 € que cobran en función del país de destino; difundir las dificultades que encuentra la ONG par hacer llegar las vacunas a las zonas remotas; y recaudar fondos. Pfizer y GlaxoSmithKline están haciendo frente a una nueva petición por parte de Médecins Sans Frontières para que ambas reduzcan el precio de sus vacunas conjugadas antineumocócicas con destino a países de baja renta a 5 dólares por una serie de tres dosis de vacuna. Anualmente la neumonía mata a cerca de un millón de niños lo que supone la mayor causa de muerte infantil. El representante de GSK comentó a este respecto que su empresa proporcionará 720 millones de dosis a los países GAVI en los próximos diez años a un precio que difícilmente cubre los costes de producción y que un descuento superior podría amenazar la capacidad de suministros a largo plazo.

image_pdfimage_print

Subir al menú