Poor potential coverage for 7-valent pneumococcal conjugate vaccine, Malawi

30/10/2006

image_pdfimage_print

Poor potential coverage for 7-valent pneumococcal conjugate vaccine, Malawi
Gordon SB, Kanyanda S, Walsh AL, Goddard K, Chaponda M, Atkinson V, et al. Emerg Infect Dis 2003; 9 (6)
Palabra clave: Neumococo

Los autores realizan un estudio sobre los serogrupos causantes de enfermedad neumocócica en las muestras de sangre y LCR recogidas en un hospital de Malawi desde 1996 a 1998 (628 aislamientos, 114 hemocultivos y 206 LCR en niños y 208 hemocultivos y 100 LCR en adultos). Realizan también un estudio de portadores recogiendo muestras de 250 niños y 500 adultos en el período marzo-1998 a julio-1998 (42% de portadores entre los niños y 10,8% en los adultos). Las conclusiones más relevantes pueden resumirse en: la vacuna antineumocócica heptavalente cubriría el 41% de las enfermedades invasoras en niños y 25% en adultos (estimaciones previas indicaban que la cobertura podría ser entre el 70-88%). Los serotipos 1 y 5 no incluidos en la vacuna heptavalente pero si en la nonavalente todavía en fase de ensayo clínico en Gambia y Sudáfrica suman un 27% de los hemocultivos y un 23% de los cultivos de LCR en niños y el 29% y el 31% respectivamente en adultos. Se observa también una mayor incidencia de serogrupos no incluidos en la vacuna 23 valente de polisacáridos en este estudio, en relación a otros estudios, sobre todo entre los adultos, reflejando quizá la alta incidencia de infección VIH en esta población.

Las tasas de resistencia antibiótica son muy bajas (14% a penicilina, 24% a cloramfenicol, 1% a eritromicina, mientras que la resistencia a cotrimoxazol fue del 94%, datos consistentes con la reducida utilización de antibióticos en esta región y la utilización de cotrimoxazol como terapia de elección antimalárica. La infección por VIH es un problema de gran trascendencia en Malawi (el 18% y 72% respectivamente de los niños y adultos hospitalizados y el 95% de los adultos con enfermedad invasora neumocócica son VIH positivos) y los autores valoran los beneficios que obtendrían los adultos mediante la vacunación de los niños, reduciendo la tasa de enfermedad invasora. Concluyen que debe mantenerse la monitorización de los serogrupos causantes de enfermedad para la oportuna inclusión de la vacuna.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú