Population-based impact of routine infant immunization with pneumococcal conjugate vaccine in the USA

10/02/2008

image_pdfimage_print

Population-based impact of routine infant immunization with pneumococcal conjugate vaccine in the USA.
Grijalva CG, Griffin MR. Expert Rev Vaccines 2008; 7(1): 83-95
Palabras clave: Neumococo.

En el año 2000, la vacuna conjugada antineumocócica heptavalente (PCV7) fue autorizada y la ACIP, la recomendó para la inmunización rutinaria de niños entre 2 y 23 meses en los E.E.U.U.. La pauta de vacunación es de una dosis a los 2, 4, 6 y 12-15 meses.

Igualmente se recomendó para niños entre 24 y 59 meses con enfermedades de riesgo como hemoglobinopatías, asplenia anatómica o funcional, inmunodeficiencias y enfermedades crónicas como enfermedad cardíaca crónica, enfermedad pulmonar crónica fístulas de LCR y diabetes mellitus. Además la recomendó en estas edades para niños naturales de Alaska, indios americanos, afro-americanos y niños que acuden a guarderías. Durante los años siguientes, varios estudios documentaron el impacto de este programa de inmunización en la incidencia de enfermedad invasora por neumococo, neumonía y de otitis.

Las ventajas de la vacuna en países en desarrollo podrían ser mayores. A pesar de los logros del programa de inmunización en E.E.U.U., sus consecuencias inesperadas deben vigilarse cuidadosamente. La aparición de serotipos no incluidos en la vacuna heptavalente no debe subestimarse. El desarrollo inminente de vacunas frente a más serotipos de neumococo enriquecerá nuestras posibilidades de lucha contra la enfermedad neumocócica en un futuro próximo. Mientras tanto es necesario el desarrollo de vacunas alternativas, dirigidas a las proteínas de superficie del neumococo.

image_pdfimage_print

Artículos relacionados


Subir al menú