Por qué debemos vacunar

4/05/2016

image_pdfimage_print

Epidemiología

La fiebre amarilla se transmite en África subsahariana (figura1) y en zonas tropicales de Sudamérica (figura 2), donde es endémica yocasionalmente epidémica. La mayoría de los casos en humanos son adquiridos en áreas selváticas o sabana. Sin embargo, la transmisión en medio urbano se produce ocasionalmente, sobre todo en África. En dicho continente, se adquiere generalmente una inmunidad natural con el paso de los años, por lo que los niños y adolescentes son los que están a más riesgo de desarrollar la enfermedad. A diferencia de lo que ocurre en el continente africano, en Sudamérica, la fiebre amarilla se transmite y afectamás frecuentemente a hombres jóvenes no inmunizados expuestos en áreas de trabajo.

Se estima que en 2013se produjeron en el mundo aproximadamente 130.000 casos clínicos de fiebre amarilla con fiebre e ictericia o hemorragia, de los cuales 78.000 resultaron mortales. Más del 90% de los casos de enfermedad se registran en África.

Importancia para los viajeros

La fiebre amarilla no sólo supone un riesgo para las personas que habitan en las áreas donde la enfermedad se transmite (figuras 1 y 2), sino también para los tres millones de personas que las visitan anualmente. El riesgopara los viajeros de adquirir fiebre amarilla está determinado por varios factores: el estado de inmunización, el área geográfica, la temporada en la que se viaja, el tiempo de exposición, las actividades recreacionales y ocupacionales durante el viaje, así como la tasa local de transmisión en el momento del viaje, entre otros.

Se estima que una de cada 267 personas no vacunadas que visitan zonas con actividad epidémica en África durante dos semanas,contrae la enfermedad, y que una de cada 1.333 no vacunadas fallece a causa de dicha enfermedad. Cabe mencionar que este riesgo varía considerablemente en función de la estación. Las cifras correspondientes a América del Sur son 10 veces más bajas.

image_pdfimage_print

Subir al menú