Por qué debemos vacunar

4/05/2016

image_pdfimage_print

Situación mundial

El virus Varicela-zóster está presente en todo el mundo, variando su distribución según los países.

Varicela

En países de clima templado (como el sur y centro de Europa) sin disponibilidad de vacuna, la varicela afecta a la práctica totalidad de personas antes de los 14 años (alrededor del 90%). A los 35 años se calcula que hasta el 95% de las personas ha pasado la varicela.

Los casos de varicela pueden aparecer de manera aislada o en brotes epidémicos, predominantemente en invierno-primavera. Los brotes epidémicos suceden típicamente cada 2-5 años.

En países tropicales, por el contrario, la varicela afecta predominantemente a adultos jóvenes. Es importante recalcar que la enfermedad es más severa en adolescentes y adultos jóvenes que en los niños.

A nivel global, la varicela produce 4,2 millones de hospitalizaciones y 4200 muertes anualmente. Actualmente en España, gracias a la vacunación, la mortalidad es baja en comparación con otras enfermedades prevenibles como el sarampión o la tos ferina, siendo de 0,1 muertes por cada 100.000 casos frente a 1,7 del sarampión. En países desarrollados durante la era prevacunal la mortalidad era de 3 por cada 100.000 casos.

No obstante, la varicela puede suponer una carga de enfermedad importante en países desarrollados, principalmente en determinados grupos de población. Además, supone un coste sanitario y social significativo, que incluye:

  • Costes médicos directos (consultas, medicación, hospitalizaciones, tratamiento de las complicaciones…)

Costes indirectos (pérdidas de horas laborales por los padres o cuidadores, pérdidas de días de escolarización, desplazamientos, etc…)

Herpes zóster

Un 15-20% de las personas que pasan la varicela sufrirán una reactivación en forma de herpes zóster en la edad adulta. Este hecho sucede más frecuentemente a partir de los 60 años, ya que con la edad van disminuyendo las defensas naturales contra el virus.

En España, se producen entre 171 y 559 casos por cada 100.000 habitantes, variando en función de las comunidades.

Impacto de la vacunación

Estados Unidos fue uno de los primeros países en vacunar de la varicela de manera sistemática en la infancia, iniciando el programa en 1995. En dicho país, la vacuna redujo en un 70% la incidencia en todos los grupos de edad, pero principalmente en la edad infantil, siempre que se alcanzaron coberturas del 80%.

Sin embargo, con coberturas inferiores al 80%, se produce un aumento de la edad media en la que adquieren la varicela aquellos niños no vacunados frente a ella, lo que puede aumentar en términos globales las complicaciones debidas a la misma, ya que éstas son más frecuentes a partir de la adolescencia.

En España, tras la introducción de la vacunación contra la varicela en el calendario infantil en 2005, se ha comprobado una reducción en la incidencia de varicela y en la tasa de hospitalización por la misma. Este descenso ha sido mayor en las comunidades que han venido realizando vacunación sistemática en niños de entre 15-18 meses de edad (Madrid, Navarra, Ceuta y Melilla).

Aún es necesaria mayor evidencia de cara a establecer si la vacunación contra la varicela podría aumentar los casos de herpes zóster a largo plazo, al reducir la cantidad de virus circulante que hace de refuerzo de la inmunidad de las personas de más edad.

Imágenes

Lesiones de varicela. Biblioteca nacional de EEUU(Medlineplus)

Imágenes de varicela en vacunados y no vacunados. CDC

image_pdfimage_print

Subir al menú